Tumbes: Cabeza de Vaca, develando el pasado histórico del norte peruano

Reportajes
Typography

ERP. De Tumbes, se conoce por los cronistas el itinerario que siguieron los españoles cuando ingresaron a territorios del incanato. Investigaciones más actuales vienen demostrando que entre elevaciones y llanos de la costa tumbesina, se esconden los vestigios incas e incluso pre-incas, que permitirá ir develando mucho más lo que se conoce y que aportará a una toma de conciencia mayor de su población.

En una visita realizada por un grupo de periodistas, invitados por el proyecto Qhapaq Ñam, tuvimos la oportunidad de conocer los trabajos realizados y si bien es cierto, llevan 10 años como proyecto en “Cabeza de Vaca” ya se observan varias evidencias en el sitio arqueológico y en el museo de sitio que se exhibe para todos los tumbesinos y quienes desde otros lugares, buscan conocer más sobre el poblador norteño.

Qhapap nan01

Excavaciones en zona arqueológica de Cabeza de Vaca, permitirá conocer sobre antepasados

La Zona Arqueológica Monumental Cabeza de Vaca, se ubica en el distrito de Corrales, a 6 kilómetros al suroeste de la ciudad de Tumbes. Según el jefe de proyecto Oliver Huamán, fue la capital de la provincia inca y centro administrativo ceremonial de mayor jerarquía de la región.

Los gobernantes incas convirtieron este establecimiento en el principal puerto de ingreso del Spondylus que provenía del Golfo de Guayaquil y en el destino final del camino longitudinal de la costa en la región del Chinchaysuyo. El Spondylus era traído hacia este territorio y su uso tuvo una connotación ceremonial en todo el ámbito andino utilizándose para rendir culto al agua, la fertilidad o la abundancia.

Qhapap nan02

Cabeza de Vaca fue la culminación terrestre del camino longitudinal de la costa e inicio de vía marítima

La vía terrestre del Camino Longitudinal de la Costa culminaba en esta zona y se iniciaba la vía marítima hacia el Golfo de Guayaquil. Era una zona de embarque y desembarque. De Cabeza de Vaca, los antiguos se desplazaban o hacía la vía Marítima o siguiendo la ruta del Camino Longitudinal transportando el cargamento que no era procesado por los artesanos en colgantes, cuentas y figurillas diminutas con representaciones antropomorfas, fitomorfas y zoomorfas.

En tanto, en una elevación cercana al Museo de Sitio de Cabeza de Vaca, se encuentra la zona monumental en actual proceso de conservación. Se encuentra compuesta por edificaciones de barro y piedra distribuidas en un extenso núcleo urbano, resaltando la Huaca del Sol y el taller malacológico, donde se elaboraron figurinas, con representaciones de animales y plantas hechas de Spondylus.

Qhapap nan04

Cerámica en exposición en Museo de Sitio de Cabeza de Vaca

El área de trabajo se encuentra techada y aún el proceso es lento y cuidadoso como debe ser cuando se trata de rescatar lo que subyace por centenas de años en el subsuelo. En el centro se encuentra la Huaca del Sol y conforme avancen estos trabajos, es probable que hayan muchas más evidencias del antiguo peruano.

La puesta en valor de Cabeza de Vaca, se acentúa al ser parte del Qhapaq Ñan y el proyecto tiene tres componentes, el primero es de investigación arqueológica, de conservación arqueológica y el componente de uso social orientado a propiciar espacios de alianza, concertación e intercambio de la comunidad con la finalidad de involucrar a la población local en los labores de protección, conservación y valoración del patrimonio cultural local.

Qhapap nan03

Cerámica en exposición en Museo de Sitio de Cabeza de Vaca

Poco a poco la población viene extendiéndose ubicándose en el territorio, aunque el área ya se encuentra delimitada. Parte de la población colabora con el proyecto, convirtiéndose en elemento activo en el crecimiento turístico; las excavaciones vienen mostrándose en su realidad y las evidencias indican que en el subsuelo, se encuentran explicaciones que poco a poco se irán descubriendo para conocer mucho más sobre el pasado tumbesino.

De igual manera, se ha convertido en un atractivo turístico y el Museo de Sitio, es el repositorio de todo lo que se viene encontrando. El personal del proyecto o de los colaboradores de la comunidad, se encargan de otorgar la información básica de todo lo que se encuentra a disposición del público y una nueva sala de exposición viene siendo acondicionada para sumar todo lo que se viene descubriendo.

Qhapap nan06

Museo de sitio en Cabeza de Vaca, conociendo  la historia regional y nacional 

Lo que queda claro, es que Tumbes no solo tiene buenas playas y es excepcional en su culinaria; también puede mostrar con orgullo este sitio arqueológico y con él, aprehender respecto al Qhapap Ñan constituido por un complejo sistema vial (caminos preincaicos e incaicos) que durante el siglo XV los incas unificaron y construyeron como parte de un gran proyecto político, militar, ideológico y administrativo que se conoció como Tawantinsuyu.

Qhapap nan05sch

Las excavaciones vienen descubriendo la zona arqueológica de Cabeza de Vaca- Fotografía Segundo Chávez

Los riesgos y la exposición al deterioro humano

Sin embargo, lo que podría ser un proyecto cultural sin riesgos, se encuentra expuesto por la propia población que se ha ubicado en la zona. Incluso un incendio forestal afectó el contexto y se requiere que la población entienda, que lo cultural puede ser una gran oportunidad para sus propias familias. Es la tarea que buscan cumplir con el componente de uso social, para disminuir los impactos negativos. Al menos un grupo de ellos, ahora se encuentra preparado para comprender la importancia cultural de Cabeza de Vaca.

Para los integrantes del proyecto que trabaja en la zona arqueológica monumental, no se busca afectar a las decenas de familias que viven en inmediaciones del patrimonio cultura; al contrario se busca integrarlos en el objetivo común de conservar lo nuestro. 

ERP/Andrés Vera