Mundial Rusia 2018: Las nuevas oportunidades del fútbol peruano

Reportajes
Typography

ERP. Hombres y mujeres del Perú, festejaron con algarabía la clasificación del seleccionado nacional para el Mundial de Fútbol Rusia 2018. Tal gesta se considera importante, primero por ser el fútbol una de las principales aficiones del pueblo peruano y segundo, por la reiteración de fracasos y derrotas que llevó a una ausencia de 36 años de este tipo de lides, expresión genuina de lo mejor del deporte de multitudes.

Por primera vez después de mucho tiempo, el pueblo se vistió de rojo y blanco e hicieron simbiosis con los jugadores del seleccionado nacional. Todos esperaron con nerviosismo primero y mayor confianza después, al ver un equipo sólido en la cancha, con dominio del fútbol y con velocidad desde los laterales. Los primeros minutos, permitieron validar el buen trabajo del seleccionador nacional, el argentino Ricardo Gareca.

Celebracion Partido

Frente a grandes lides, la preparación sicológica es fundamental. Justamente, uno de los agradecimientos que hizo Ricardo Gareca, fueron para el profesional que lo apoyó en su misión de tener jugadores preparados física y mentalmente, para tomar con normalidad y naturalidad un encuentro por muy difícil que este sea.

El travesaño del arco, impidió el primer grito de gol en todo el país; Advíncula ingresó con la velocidad propia de él y centró el balón para impactar en el arco e impidiendo que el júbilo general se exprese. Después todos hicieron lo suyo, y no dejaron que el ultradefensivo equipo de Nueva Zelanda, realice su trabajo, tuvieron la estratagema suficiente para hacerlos salir de su área y realizar su propio fútbol.

Cueva, demostró del porque juega en un país donde el fútbol es altamente competitivo y pese a su mediana estatura en relación a sus contrincantes, supo con técnica dominar el balón para jugar en equipo. Flores y Ruidíaz hicieron lo propio y así, fueron acentuándose en el campo de juego hasta que llegó la primera anotación.

Hinchas Seleccion

Cueva recibe el balón, avanza con seguridad en su desplazamiento, driblea y da un pase precisó para uno de los héroes de la noche, Jefferson Farfán. Tras el potente disparo de Farfán, el buen arquero no pudo realizar nada y el júbilo se extendió en todo el país. Perú inclinaba el marcador a su favor y siguió jugando con el mismo ánimo y convicción de los primeros minutos.

No existía tiempo para poner en duda su capacidad, tampoco su concentración y menos, para ser superados por un rival modesto, pero igualmente interesado clasificar para el mundial. Gareca, desde la zona del entrenador seguía minuto a minutos el partido y su serenidad de muchos encuentros, había sido reemplazada por la emoción del partido. Sin duda, quería clasificar por el amor de “miles de peruanos” del Perú y extranjero quienes siempre le dieron su aliento en todas las eliminatorias.

Jefferson Farfán, autor del tanto, dejó en el camerino las noticias de la farándula, se concentró en el partido, hizo lo que sabe hacer y resolvió con magistral jugada el primer gol. Lo festejó con lágrimas y con el recuerdo vivo del héroe ausente pero presente en los corazones de sus colegas. El número 9 de Paolo Guerrero fue blandido para todo el país y todos hicieron lo mismo. Además de ello, millones de peruanos, decidieron comprar su camiseta con este número en reconocimiento al líder innato, quien por situaciones que se espera se aclare, fue obligado a estar ausente, en el partido más importante del país.

Celebracion Partido01

Después vino el gol de Cristian Ramos y su celebración tuvo un gesto a favor de su familia. 

Queda como lección colectiva, lo que pueden hacer los peruanos a favor de su país; responsabilidad en la misión que tienen que cumplir y modestia para recibir los triunfos, tanto como fortaleza para salir de los fracasos. Perú, triunfó y avanzó; tiene jugadores para avanzar y se espera que lo haga. El mundial es la oportunidad para demostrar, que Perú fue cuna de bueno jugadores y podamos superar a los héroes de México 70.

Como todo peruano, nos sentimos emocionados por este triunfo y recogiendo las palabras de Ricardo Gareca se puede decir “Necesitamos mucho aprender de esta experiencia que nos va a fortalecer en el futuro, y por sobre todas las cosas debemos tener los pies sobre la tierra y representar de la mejor manera al país (…)”.

Existen aún pendientes por resolver en el fútbol peruano y que lleven a mejores resultados. La competición profesional e incluso la amateur se encuentran infestados por malas acciones. Esa es la historia para que tras este mundial, no tenga que esperarse otros 36 años para regresar a un mundial de fútbol.