A propósito de los primeros cien días de gestión municipal

Martín Cornejo Cornejo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. (Soc. Martín Cornejo Cornejo) Como ya se ha hecho tradición en las últimas décadas, gran parte de la ciudadanía ha estado esperando se cumplan los primeros cien días de gestión de las actuales autoridades locales y regionales para hacer una primera evaluación o apreciación sobre el accionar de dichas autoridades. Es evidente que esta primera evaluación tiene una gran carga de subjetividad por parte de la ciudadanía que juzga de acuerdo a sus expectativas, a sus necesidades y a sus prioridades no solo comunitarias, sino muchas veces personales o familiares.

Visto lo anterior, es entendible que en un país como el nuestro, tan diverso y con muchas desigualdades sociales y económicas, las expectativas de la población sobre el accionar de sus autoridades sean muy diferentes entre un territorio y otro y entre un grupo poblacional y otro. Dicho de otra manera, donde hay un vaso con la mitad de agua, siempre hay la posibilidad que unos lo vean medio lleno y otros lo vean medio vacío. Como reitero siempre hay una carga de subjetividad en toda evaluación o apreciación sobre algo.

Una forma de disminuir la subjetividad y dar elementos más objetivos a una evaluación es precisamente seleccionar algunos indicadores que permitan evaluar en base a ciertos criterios previamente establecidos.

A continuación presentamos algunos indicadores que puedan servir para hacer una evaluación un tanto más objetiva de las gestiones de nuestras autoridades.

  • % Porcentaje de inversión alcanzada
  • Calidad y estabilidad de funcionarios
  • Recojo de basura
  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra la Corrupción (incluye acciones contra las anteriores gestiones)
  • Reconstrucción
  • Comercio ambulatorio
  • Mantenimiento de parques y jardines
  • Participación ciudadana
  • Visión de desarrollo (¿Tiene claridad hacia dónde va orientar el desarrollo?)

Si asignamos un mínimo de un punto y un máximo de diez en cada ítem tendríamos un puntaje máximo de 100 puntos y se puede establecer la siguiente escala;

Menos de 25 puntos: Pésima
Entre 26 y 40 puntos: Mala
Entre 41 y 50 puntos: Regular
Entre 51 y 70 puntos; Buena
Entre 75 y 90 puntos: Muy buena
Entre 91 y 100 puntos; Excelente.

Esta es solo una propuesta, como de hecho debe haber muchas otras, y por tanto es mejorable, corregible, adaptable a la realidad de cada territorio, sus necesidades y prioridades. Tampoco resuelve totalmente el tema de la subjetividad, pues la asignación misma de puntajes puede tener una carga de aquello, pero de hecho ayuda a tener una evaluación más objetiva y completa del accionar de las autoridades en estos primeros cien días.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255