Navidad: el reencuentro de los sentimientos y el fortalecimiento de las familias

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Llegar al mes de diciembre, no solamente significa estar próximo a despedir un año y participar en el advenimiento del siguiente; es el reencuentro real o quizá formal de sentimientos y emociones de familia o simplemente amicales y que se expresan con un presente o simplemente con un saludo, un abrazo o como se utiliza en la última década usando la tecnología y que se sintetiza en una sola frase ¡Feliz Navidad!.

Formados en una sociedad profundamente religiosa y mayoritariamente católica, los peruanos y particularmente los piuranos, mantienen expresiones culturales que se repiten con el tiempo y en muchos casos llenos de un sincretismo religioso. En las viviendas la representación simbólica del nacimiento de Jesús y la iluminación, en parques un creativo árbol de Navidad, en las Iglesias la reiteración de la importancia de este hecho histórico o de fe.

Representación simbólica de un nacimiento en vivienda particularRepresentación simbólica de un nacimiento en vivienda particular

 No cabe duda, que lo característico en estas fechas, son la alegría y la esperanza de tener un mundo mejor, una sociedad diferente y con igualdad para todos los seres humanos y sobre todo, júbilo y parabienes para quienes son la razón de ser de esta fecha.

Lo que en hace décadas era una festividad para niños, niñas e incluso adolescentes, se ha transformado en una festividad familiar, que trasunta el cumpleaños de la madre, del padre, del día de ambos o del cumpleaños mismo de los menores. Es, una fiesta de reencuentro familiar y es su principal valía en una época donde los tipos de familia han cambiado de la nuclear hacia otras formas. 

Si bien es cierto, que en el modelo prevalece la familia nuclear, también es verdad que las diferencias y distinciones importan poco para otros tipos de modelo como la extendida, monoparental, homoparental, ensamblada y otras formas de hecho que subsisten en la sociedad peruana. La Navidad es la Navidad y con todas sus particularidades será siempre la Navidad. 

Tradiciones y costumbres que no se pierden en la sociedad peruanaTradiciones y costumbres que no se pierden en la sociedad peruana

Sin embargo, el ¡Feliz Navidad! para todos, no es igual para todos. En efecto, que más allá de la religiosidad de la Festividad, de lo que significa el nacimiento de Jesús en el mundo cristiano, se ha normalizado hacia prácticas más comerciales y consumistas dejando en un segundo plano el sentido tradicional. Este tipo de situaciones, han permitido que las diferencias sociales y económicas se hagan más perceptibles. 

Es así que con buenas y solidarias razones, días previos a la Festividad, se realicen chocolatadas navideñas con regalos incluidos, para atender un sector que el sistema económico excluye. Para muchos, una exacerbación indebida de las diferencias y para otros, una expresión solidaria de quienes tienen más poder económico. 

La fecha permitirá de igual manera que en Nochebuena, los religiosos de las diversas iglesias que subsisten y que creen en la Festividad; celebren y recuerden el dato religioso, la lectura bíblica, las enseñanzas de Jesús hecho hombre, las lecciones de vida y seguro, se analizará con el presente, se pensará en esos miles de niños, niñas y familias en general que viven en los sectores marginales y existirá un momento y luego vendrá el ¡Feliz Navidad!. 

Un árbol de Navidad, siempre adorna un lugar de la vivienda en NavidadUn árbol de Navidad, siempre adorna un lugar de la vivienda en Navidad

La familia se reunirá con sentido más reflexivo, vendrá la cena navideña donde haya la posibilidad, los relojes marcarán las 0 horas y todos se fundirán en el abrazo de ocasión, el saludo de¡Feliz Navidad!. Luego quedarán como pendientes ahora y siempre, los deseos de una sociedad menos injusta y más equitativa, solidaria y responsable con la humanidad. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255