Jimmy Anaya Palomino, el mecánico automotriz de Beca 18 que sueña con reparar aviones

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP, Jimmy Anaya Palomino tenía siete años cuando su papá falleció en un accidente de tránsito, una pérdida irreparable. Aunque el tiempo ha logrado nublar varios detalles de su tiempo juntos, este joven de 24 años recuerda con nitidez el sueño que este tenía para él: que crezca, sano y fuerte, para convertirse en un exitoso mecánico de aviones.

Le dejaría su taller de autos, pensaba su papá, como un inicio para la carrera que anhelaba para el hijo. Jimmy honró ese deseo y, para cuando terminó el colegio, ya sabía bastante sobre motores y llantas, pero de forma empírica. Luego de enterarse de Beca 18, postuló y logró ser admitido para estudiar Mecánica Automotriz en el Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial (Senati) de Huamanga.

Jimmy Anaya PalominoJimmy Anaya Palomino, el mecánico automotriz de Beca 18 que sueña con reparar aviones

La beca le cubría la alimentación, materiales de estudio, movilidad y hasta le alcanzaba para pagarse cursos de especialización.

No tener que trabajar para poder estudiar era un gran apoyo. Mi mamá tampoco tuvo que preocuparse: el riesgo de dejar los estudios por falta de dinero no existía”, recuerda.

En el 2014, ya como profesional egresado, Jimmy se hizo cargo del taller familiar. Los estudios le permitieron desarrollar una forma clara de comunicarse con los clientes y explicarles su trabajo. Este método le valió el reconocimiento y la confianza de varios transportistas y propietarios de vehículos menores, gracias a quienes pudo reunir lo suficiente para equipar su centro de labores y levantar los tres pisos de la casa en la que hoy vive con su familia.

“Creo que lo que me caracteriza es el esfuerzo por lograr lo que me propongo, como la sucursal que deseo abrir pronto”, comenta Jimmy, quien también se desempeña como “monitor” de Senati; es decir, una suerte de jefe de prácticas que recibe en su taller a estudiantes del instituto, entre ellos otros talentos de Beca 18.

Otros compromisos voluntarios asumidos con su centro de estudios son las charlas de motivación a jóvenes que recién empiezan sus estudios superiores. Jimmy precisa que es su forma de agradecer también al Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación por la oportunidad de Beca 18. “Todavía no soy mecánico de aviones, ¡así que voy a seguir estudiando!”, dice.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255