La convulsión social ocurrida en Chile y la multitudinaria manifestación

América Latina
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La población chilena nos sorprendió, primero por las reacciones en contra del incremento de tarifas, por las respuestas de las autoridades, el cambio de opinión, las medidas de emergencia adoptadas para resolver la crisis y pese a todo ello, la multitudinaria manifestación que superó el millón de personas, en una marcha pacífica con planteamientos para cambiar la situación económica de Chile. 

El caso de Chile es sorprendente, considerando que de acuerdo a todos los estudios, es la economía más estable de América Latina y considerado muchas veces como un modelo exitoso a seguir para otros países. Las manifestaciones indican que el descontento es amplio y las reivindicaciones muchas que impiden que haya plena satisfacción, que los ha llevado a ser partícipes de una protesta nunca antes vista. 

El presidente Sebastián Piñera, desafiado desde hace una semana por un movimiento social sin precedentes en Chile, reconoció que las multitudinarias marchas cuestionando la desigualdad del sistema económico a lo largo del país han sido escuchadas: "Todos hemos escuchado el mensaje", dijo.

"La multitudinaria, alegre y pacífica marcha hoy, donde los chilenos piden un Chile más justo y solidario, abre grandes caminos de futuro y esperanza", dijo Piñera en Twitter, en referencia a la manifestación de Santiago, la más multitudinaria en décadas.

"Todos hemos escuchado el mensaje. Todos hemos cambiado. Con unidad y ayuda de Dios, recorreremos el camino a ese Chile mejor para todos", agregó en su primera reacción a una inédita manifestación.

Un millón en las calles

Casi un millón de personas coparon el viernes todas las avenidas hacia una céntrica plaza de Santiago, exigiendo reformas de un sistema económico que consideran desigual y coreando lemas contra el gobierno por afrontar con militares el peor estallido social en Chile en tres décadas.

Las manifestaciones se replicaron en ciudades de norte a sur de Chile.

Incidentes aislados

Algunos incidentes aislados rompieron por tramos la impactante postal que entregó la marcha más masiva que recuerde la capital chilena en décadas. Algunos comentaristas sostuvieron que superó en convocatoria a la celebración del triunfo del ‘No’ el 5 de octubre de 1988 en el plebiscito que sacó al dictador Augusto Pinochet (1973-90) del poder.

La protesta estudiantil iniciada hace una semana contra el aumento del (pasaje en el) metro derivó en una crisis social en Chile, con los manifestantes en las calles exigiendo un pedazo más grande de la prosperidad que hizo de este país uno de los más estables de América Latina.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255

Juan Manuel propaganda