fbpx

Dibujante piurano se recupera de manera favorable en la Villa EsSalud Piura

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Tan solo un lápiz y un block de hojas blancas le bastan a don Manuel Orellana Calderón, de 75 años, para olvidar por unos minutos que se encuentra internado hace seis días en una cama de la 'Villa EsSalud Piura', luego que fuera diagnosticado como positivo para el nuevo coronavirus.

Con finos trazos, este paciente con dotes artísticas -a quien cariñosamente los doctores han bautizado como ‘El dibujante piurano’-, ha retratado en su libreta la imagen de Jesucristo, en quien ha depositado su fe para recuperarse pronto y volver a casa, al lado de sus cuatro hijos y sus nueve nietos.

“Lo principal es creer en Dios porque es nuestra fortaleza. Pedirle por nuestra mejoría porque no solo vemos por uno, sino por la familia, los hijos, por todo eso”, señaló.

El médico jefe del servicio de medicina interna y encargado de hospitalización en la Villa EsSalud Piura, Jorge Barrantes Vargas indicó que, pese a su edad, el paciente ha evolucionado de manera favorable. “Ha pasado su estancia con un hermoso don que Dios le ha dado como es la pintura, con el que ha tratado de mantenerse sicológicamente activo y positivo. Su evolución ha sido bastante buena. Probablemente le daremos de alta en los próximos días”, aseguró el galeno.

Dibujante de profesión

Para este artista, dibujar es un pasatiempo que ha cultivado desde su niñez y que ha perfeccionado en la Escuela de Bellas Artes “Ignacio Merino” de Piura. Por ello, durante su estadía en la ´Villa EsSalud´, ha practicado esta actividad a modo de terapia para enfrentar de la mejor manera su enfermedad. “Me estaba relajando porque me sentía un poco deprimido. Me siento bien, felizmente esa plaga ya pasó para mí”, expresó.

Manuel Orellana Calderon

Con la voz entrecortada, pero con mucho entusiasmo, don Manuel agradeció a los profesionales del *Seguro Social de Salud* pues cuenta que lo han acompañado a diario en su proceso de recuperación con mucha dedicación y esmero.

“Me están tratando muy bien, con buena alimentación, excelente la atención. Ahora le contaré a mis hijos lo que se vive en el hospital. Estos días me han hecho reflexionar bastante”, narró don Manuel Orellana.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255