fbpx

La municipalidad de Sechura multará a familias que no dejen abatizar sus casas

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Los propietarios de los domicilios que no permitan el ingreso de los inspectores de la Diresa Piura o de la municipalidad para abatizar los depósitos donde almacenan agua limpia serán multados hasta con el cuarenta por ciento de una UIT, que equivale a mil 580 nuevos soles, según la reciente ordenanza municipal N° 011-2016 aprobada por el pleno del concejo de la Municipalidad Provincial de Sechura.

De igual forma la norma dispone en su artículo 5°, que las casas vacías o deshabitadas (cerradas) donde no se encuentre persona responsable que permita el ingreso o que ante reiteradas visitas de rutina o control (más de tres veces y en el lapso de no menor a 15 días) y no se pueda ingresar serán declaradas "Lugares de Riesgo Sanitario" con un identificativo visible y tendrá efecto de una amonestación escrita de parte de la municipalidad, a los propietarios, arrendatarios o poseedores de tales lugares.

La norma dice además que los propietarios serán notificados de dicha declaratoria mediante una esquela que se colocará en la puerta de la casa, donde se les avisará, además, que serán visitados nuevamente dentro de las siguientes cuarenta y ocho horas.

“En caso de no encontrarse la persona responsable que permita el ingreso de los inspectores municipales y/o trabajadores de salud o agentes comunitarios para las labores de prevención y/o identificación de vectores se mantendrá la declaratoria de "Lugar de Riesgo Sanitario" y se procederá a la imposición de la multa respectiva”, señala la ordenanza.

En estos casos –añade la norma- la municipalidad contará con un cerrajero para que abra la casa y se levantará una acta notarial, el permiso correspondiente ante el juez, con presencia del fiscal de turno y policía nacional, además de realizarse la denuncia respectiva ante el Ministerio Público.

Asimismo, el artículo 12° de la ordenanza edil sostiene que “todo propietario, arrendatario o poseedor de cualquier título de un inmueble con vivienda, unidad habitacional o establecimiento privado de uso público, dentro de la jurisdicción del distrito, deberá brindar las facilidades y permitir el ingreso de los trabajadores de salud, agentes comunitarios, inspectores municipales, debidamente identificados, con el objeto de inspeccionar el lugar a efectos de identificar, evaluar, tratar y o destruir criaderos o potenciales criaderos de zancudos”.

En tal sentido la ordenanza establece como obligaciones ciudadanas: Evitar y destruir los criaderos de vectores con medidas de Saneamiento Ambiental; prevenir la existencia de criaderos mediante el manejo adecuado de los desechos, brindar las facilidades y permitir el ingreso del personal de salud, agentes comunitarios, inspectores municipales acreditados para inspeccionar los predios baldíos, patios y espacios similares; y mantener en condiciones seguras la chatarra y llantas inservibles o en desuso.

“En el caso de existir criaderos de zancudos, la prueba de la infracción cometida será el Acta de inspección levantada por el funcionario competente en el lugar que se trate”, señala.

Más adelante, el artículo 21 indica que las infracciones establecidas por la presente ordenanza se clasifican en leves y graves, considerándose leve cualquier criadero que se encuentre en un depósito menor a 200 litros, equivalente a un barril. Y grave, cualquier criadero que se encuentre en un depósito igual o mayor a 200 litros; además, mantener inservibles como focos de riesgo en los techos y corrales o afines.

Igualmente se considera infracción grave la reincidencia dentro del periodo de un año a partir de la fecha de infracción. En caso de infracción leve, las multas oscilan entre 5% y 20 % de la U.I.T., es decir un máximo de 790 soles. En caso de infracción grave, entre 21 y 40 % de la U.I.T. es decir máximo de hasta 1,580 soles.

En ninguno de los casos el pago de multa exime al infractor del cumplimiento inmediato de las obligaciones. Mientras tanto, La Diresa continuó la tarde de hoy con la labor de abatización de las viviendas en todo el distrito de Sechura (cercado y asentamientos humanos), esperando mañana lunes (último día de la jornada masiva) llegar a cubrir el máximo de las viviendas programas, estimadas en unas 11 mil.

Pristina 255