fbpx

Prueba de ADN determinó que hombre encontrado en Chimbote no era pescador desaparecido hace 18 años

Provincias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Tras haber transcurrido tres días, se resolvió el misterio. El hombre indigente que deambulaba por las calles de Coischo (Chimbote) encontró a su familia, que no es ninguna de las cinco familias que se realizaron la prueba de ADN para identificar a un pescador desaparecido en altamar hace 18 años. Ellos tendrán que seguir buscando a su familiar perdido.

El hombre fue identificado como Manuel Óscar Castillo Abad por personal del Registro Nacional de Identidad y Registro Civil (Reniec) y su familia lo había estado buscando desde hace dos meses en Talara, Piura.

manuel castilloManuel Óscar Castillo Abad | Foto: RPP.

Lamentablemente, no se trata de Ángel Arquímedes Ramírez López, pescador que naufragó en Piura, en el año 2000. La hija de este pescador creyó reconocer a su padre en el indigente. Por ello, fueron los primeros en comunicarse con el fotógrafo que publicó la imagen en redes sociales.

Angela Ramírez llegó de Lima junto a su madre y su abuelo para realizarse una prueba de ADN. “Hay algunos aspectos fiscos que pueden ser compatibles y otros no, la contextura cambia y más si la persona ha estado abandonada”, comentó hace algunos días.

La joven de 27 años contó que el naufragio de su padre marcó fuertemente a su familia porque también perdieron a dos primos. “Ninguno de los tres cuerpos apareció. Nunca hubo un rastro o una parte de la embarcación que pudiese flotar, no apareció nada”, señaló. Con esta noticia su esperanza es menor.

Los Ramírez no fueron los únicos en movilizarse hasta Chimbote para verificar si aquel hombre era su pariente. Roxana Namuchi viajó más de 15 horas desde Talara, pero comprobó que no era su familiar. “Mi hermano desapareció hace 18 años. El señor que está aquí es blanco y de ojos marrones claro. Mi hermano no era así", señaló a RPP.

La identificación del indigente NN fue posible gracias al Sistema de Identificación Biométrica (ABIS) del Reniec, que compara las huellas digitales de una persona no identificada con todas las almacenadas en la base de datos del organismo registral. En esta base de datos se encuentran las imágenes de las impresiones dactilares y del rostro, así como información personal de los peruanos que han obtenido un Documento Nacional de Identidad (DNI).

Si la comparación automática arroja coincidencia, un perito del Reniec valida el resultado, basándose en la biometría dactilar (huellas), facial (características del rostro) o gráficas (características de la firma). Así se puede determinar de manera fehaciente e indubitable la identidad real de una persona.

Las impresiones dactilares de la persona NN ubicada en Coishco fueron tomadas por la Jefatura Regional del Reniec y enviadas por correo electrónico a la Subgerencia de Identificación y Grafotecnia de esta entidad. Una vez procesadas mediante el sistema ABIS, el resultado fue validado por un perito y así se estableció que el nombre del ciudadano es Manuel Óscar Castillo Abad, nacido el 10 de julio de 1972 en Ayabaca (Piura).

En marzo del año 2010, el Reniec empezó a brindar gratuitamente el servicio de identificación biométrica, mediante huellas digitales, a distintos establecimientos de salud y morgues del país con el propósito de identificar a personas NN que han fallecido o perdido –de manera temporal o permanente– sus facultades mentales. Desde entonces, ha identificado a 1144 personas.

Diario El Regional de Piura

Beneficios tributarios

Pristina 255