Piden denunciar muerte de ganado por causas extrañas

Otras provincias
Typography

Para evitar casos de personas con carbunco o ántrax

ERP. La Dirección Regional de Salud (Diresa) llamó a la población de la zona del Alto Piura denunciar de inmediato a las autoridades sanitarias la muerte de ganado vacuno en circunstancias extrañas, con el fin de descartar si el animal murió a causa de carbunco o ántrax u otra enfermedad que ponga en peligro la salud de la población.

Edwar Pozo Súclupe, director de Epidemiología de la Diresa, precisó que ante los casos de ántrax presentados en el centro poblado La Encantada, del distrito de Chulucanas, se debe intervenir de inmediato en caso de la muerte de vacunos “para diagnosticar y evitar que se beneficie al animal y luego comercializar la carne sin la seguridad sanitaria del caso”.

Pozo indicó que los casos de personas afectadas por carbunco o ántrax se debe a la informalidad con que se cría, beneficia y comercializa la carne de ganado vacuno, por lo que “al no tener control sanitario se desencadena este tipo de hechos que ponen en riesgo la salud de la población”.

Mientras tanto, la Dirección Regional de Salud continúa con la búsqueda activa de más personas que hayan tenido contacto o ingerido carne de res enferma, con el fin de asistirles el tratamiento adecuado y así evitar complicaciones en su salud.

Hasta el momento son 49 personas que presentan síntomas propios del carbunco cutáneo (adquirido por contacto o manipulación de carne enferma), de los cuales seis son menores de edad. Todos han sido dados de alta y siguen las recomendaciones médicas en sus casas; no hay ningún hospitalizado.

Síntomas

Los síntomas del carbunco o ántrax son fiebre, dolor de cabeza, dificultad respiratoria y aparición de llagas en la piel. De presentar estas características, acudir de inmediato al centro de salud más cercano a su vivienda.

Recomendaciones

Para mantener sano al ganado, lo principal es alejarlos de pastizales reconocidos tradicionalmente como peligrosos y vacunarlos.

Además, debe separarse al ganado sano del enfermo. No se debe incinerar los cadáveres de animales ya que la presencia de gas en su interior puede favorecer a la diseminación de la bacteria. Lo ideal es enterrar al animal a dos metros bajo tierra y cubiertos de cal.

Para las personas, la principal recomendación es no consumir carnes de venta clandestina o de dudosa procedencia, es mejor adquirirla en lugares de garantía aunque puedan costar más caro.

Fotografía referencial