Piura: damnificados por lluvias reciben ayuda de Cáritas

Piura
Typography

ERP. Damnificados por las fuertes lluvias e inundaciones que se han dado en nuestra Región Norte, Cáritas Piura y Tumbes hizo entrega de paquetes con productos alimenticios y de aseo personal a un total de 360 familias que se han visto seriamente afectadas, se informó.

Esta primera ayuda ha sido posible gracias al apoyo de Cáritas del Perú y al Fondo Solidaridad para Emergencias del Arzobispado de Piura, el cual es fruto de la colecta arquidiocesana que para este fin se realiza en la Iglesia particular todos los años.

Los kits o paquetes familiares conteniendo arroz, azúcar, aceite, atún, leche, fideos, menestras, papel higiénico, jaboncillo, pasta dental y toallas sanitarias, entre otros, han sido preparados para el consumo de una familia durante una semana y se vienen distribuyendo en Paita, Talara y Sullana a 240 familias y en Tumbes a 120 familias.

Los beneficiados manifestaron su gratitud y alegría a los voluntarios de Cáritas Piura y Tumbes, quienes junto al Ing. Carlos Zapata, Secretario Adjunto de esta institución, llegaron hasta las zonas más afectadas por las inundaciones y con espíritu de solidaridad y caridad cristiana han hecho entrega de estos donativos a los damnificados que habían sido previamente empadronados en las parroquias de su jurisdicción. Asimismo se ha entregado a las familias sacos terreros y bandejas de acero inoxidable para el consumo de los alimentos.

Se adquieren motobombas para evacuación de aguas

Igualmente Cáritas Piura y Tumbes ha adquirido 10 motobombas marca Honda de 4 pulgadas para evacuación de aguas estancadas que son fuente de muchas enfermedades. Actualmente se viene capacitando a 20 operarios voluntarios para su correcto uso. Estos equipos serán destinados a cubrir los requerimientos de ayuda de las diferentes zonas donde se les necesite. Monseñor Eguren bendijo estos modernos equipos que pronto serán puestos al servicio de las comunidades que lo necesiten. Se estima que 7 de estos modernos equipos permanecerán en Piura mientras que los otros 3 irán a Tumbes.

Cabe resaltar que han sido más de 60 jóvenes del voluntariado parroquial más los voluntarios de Cáritas quienes han trabajado en el armado de los kits o paquetes de alimentos. El voluntariado parroquial nació como una necesidad de organizar la pastoral social de las parroquias y está orientado a atender a las familias en necesidad y alto grado de vulnerabilidad sobre todo cuando se presentan desastres naturales.

Cada parroquia cuenta con un mínimo de 10 voluntarios que se identifican con la realidad de su parroquia y desarrollan un trabajo coordinado con Cáritas.

ayuda caritas1