28
Lun, May

Papa Francisco pide luchar contra la plaga del feminicidio y la violencia

Provincias
Typography

ERP. En sus últimos momentos en Trujillo y cumpliendo una de las actividades previstas, el Papa Francisco habló con claridad y sin ningún tipo de barreras contra los males que nos afecta e invitó al pueblo peruano a luchar contra los numerosos casos de feminicidio, un flagelo al que consideró como “una plaga que afecta a nuestro continente americano”. 

Desde la Plaza de Armas de Trujillo, donde presidió la Celebración Mariana Virgen de la Puerta, el Sumo Pontífice sostuvo que son muchas las situaciones de violencia que quedan silenciadas “detrás de tantas paredes” y que generan sufrimiento y dolor.

Francisco Visita Pastoral01

“Los invito a luchar contra esa fuente de sufrimiento pidiendo que se promueva una legislación y una cultura de repudio a toda forma de violencia”, manifestó ante miles de fieles católicos apostados en esa céntrica plaza trujillana.

Durante su alocución, el Papa Francisco también invocó a los fieles a pensar siempre en todas las madres y abuelas del Perú, quienes -dijo- “son verdadera fuerza motora de la vida y de las familias”. Aseguró que el amor a María tiene que ayudar a generar actitudes de reconocimiento y gratitud frente a la mujer, y a las madres y abuelas que son “un bastión en las vidas de nuestras ciudades”.

En otro momento de su mensaje, Francisco reconoció la presencia en el Perú de imágenes como la Virgen de la Puerta de Otuzco, la Santísima Cruz de Chalpón de Chiclayo, el Señor Cautivo de Ayabaca, la Virgen de las Mercedes de Paita, y el Divino Niño del Milagro de Eten.

Asimismo, mencionó a la Virgen Dolorosa de Cajamarca, la Virgen de la Asunción de Cutervo, la Inmaculada Concepción de Chota, Nuestra Señora de Alta Gracia de Huamachuco, Santo Toribio de Mogrovejo de Tayabamba, y la Virgen Asunta de Chachapoyas.

De la misma forma, hizo mención a la Virgen de la Asunción de Usquil, a la Virgen del Socorro de Huanchoco, y a las reliquias de los Mártires Conventuales de Chimbote. “La casa se viste de fiesta de manera especial. Nos acompañan las imágenes venidas desde distintos rincones de esta región”, comentó el Santo Padre.

Durante su presencia en Trujillo, el Papa Francisco aprovechó para declarar a la Virgen de la Puerta “Madre de Misericordia y de la Esperanza”, imagen a la que antes de retirarse coronó como tal, en respuesta al amor que la población norteña tiene por ella.

“La Virgen de la Puerta nos muestra el camino y nos señala la mejor defensa contra el mal de la indiferencia y la insensibilidad. Ella nos lleva a su hijo y nos invita a promover e irradiar una cultura de la misericordia, basada en el redescubrimiento de los demás”, acotó.

El dato

Tras cumplir con sus actividades en Trujillo, el Papa Francisco, retornó a Lima, donde cumplirá el domingo su última jorada pastoral.