Funcionarios de Ministerio de Agricultura se defienden por presuntos actos de corrupción en Reconstrucción

Lima
Typography

ERP. Funcionarios del Ministerio de Agricultura salieron al frente para defender la transparencia de sus actos, en la descolmatación de ríos que se realiza desde Tumbes hasta Ica. De acuerdo a la fuente, se han seguido los procedimientos formales para las adjudicaciones; sin embargo, no se amplió respecto a los ganadores los cuales estarían comprometidos en las obras ejecutadas en el 2015 por la misma Entidad. 

El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y los organismos adscritos al sector que ejecutan las actividades de prevención en la Costa norte, manifestaron que no hay ningún acto de corrupción en los trabajos de limpieza y encauzamiento de ríos en esa zona del país. Remarcó que proceso se ha llevado a cabo de manera transparente y respetando las normativas vigentes.

En el marco de una conferencia de prensa, la directora Adjunta de Agrorural, María del Carmen Bastos y los jefes del Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI), Félix Agapito y de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Abelardo de la Torre, expresaron que las acciones de prevención que se realizan desde Tumbes a Ica, se llevan dentro de los plazos establecidos y culminarán en diciembre próximo.

Funcionarios Minagri01

Félix Agapito, señaló de manera tajante que no hay ningún acto de corrupción en la ejecución de los trabajos, por cuanto todo el proceso de concurso y adjudicación de las acciones de prevención ha seguido los procedimientos administrativos, conforme a la Ley 30556 (norma que aprueba disposiciones de carácter extraordinario para las intervenciones del Gobierno nacional frente a los desastres y dispone la creación de la Autoridad de la Reconstrucción con Cambios)

De esta manera, Agapito y los demás altos funcionarios del sector Agricultura informaron sobre el estado situacional de los riesgos identificados por la Contraloría General de la República y sus respectivos órganos de control institucional de las unidades ejecutoras.

Además, Agapito adelantó que se ha propuesta la expedición de una norma para dotar de mayor velocidad los procesos de selección y adjudicación de las actividades y las obras, principalmente en el proceso de reconstrucción, que permitirá evitar problemas presentados con las acciones de prevención.

Por su parte, María del Carmen Bastos, subrayó que ninguno de los informes emitidos por la OCI de Agrorural ha identificado riesgos asociados a la corrupción, sino por el contrario, se tratan de alertas que han sido puntualmente aclarados o respondidos a la OCI en los plazos establecidos.

Más bien la funcionaria expresó que dichas alertas solo se centran en mejoras en los procedimientos de los procesos de contratación y en la ejecución de la actividad, “los cuales no han implicado riesgos que puedan poner en peligro la suscripción de los contratos ni la realización de actividades”.

A su turno, el jefe de la ANA, Abelardo de la Torre subrayó en la conferencia que los trabajos de prevención contribuirán a reducir los daños a la infraestructura agrícola y brindar seguridad a la población y especialmente, a las áreas de cultivos “que es el sustento principal de los pequeños productores”.

“Estamos avanzando en el encauzamiento de ríos, protección de los márgenes de ríos y diques, así como en estabilizar las laderas y construir muros de control de velocidad y transporte de sólidos”, aseveró.

Por ejemplo, el máximo funcionario de la ANA mencionó que solo en los últimos años la descarga de los ríos subieron en 24% y cada vez en aumento el caudal del agua “de 1000 a 1200 metros cúbicos por segundo y si se produce un mayor calentamiento (global), eso se va a superar. Por eso, debemos trabajar bien (en la prevención) y mitigar los daños”.

Por ello, Abelardo de la Torre dijo que se avanza aceleradamente en la limpieza y encauzamiento de los ríos en la costa norte.

“Estamos limpiando (los ríos) y se retiran residuos y se hace también enrocado para evitar la rotura de diques. Y eso se puede hacer hasta diciembre en todos los ríos que fueron afectados”, anotó.

De la misma manera, señaló que después de los trabajos de prevención se pasará a la segunda etapa, que involucrará la tarea de rehabilitación de la infraestructura hidráulica dañada por el Niño costero, y en donde “tenemos registrados 1,500 estructuras dañadas (canales, diques, bocatomas, etc) y hay que rehacerlas, pero debemos hacer expedientes técnicos y comenzar los trabajos a partir de abril del 2018”.