25
Mié, Abr

Alan García Pérez repite monserga “tengo las manos y la conciencia limpias”

Política
Typography

ERP. Inventó una frase que repitió hasta el cansancio y es lo mismo que respondió en la Comisión Lava Jato, la misma que investiga el caso de la corruptela promovida por la empresa Odebrecht y donde estaría comprometido el gobierno de Alan García Pérez y funcionarios de menor nivel, los cuales se encuentran en prisión. 

En efecto, a su llegada al Congreso de la República, el expresidente Alan García aseguró hoy que tiene las manos y la conciencia limpia, y aseguró que responderá por sus actos y gobierno en lo que a él concierne.

Alan Comision Java Jato

“He venido para explicar cualquier visita, cualquier sospecha, tengo las manos limpias y la conciencia limpia. No vengo a dar lecciones a nadie ni vengo a atacar a nadie. Si hay alguien que se dejó convencer y se dejó comprar, es su conciencia y responderá ante Dios”, afirmó.

A su llegada al Congreso para presentarse ante la comisión Lava Jato, Alan García refrió que ha realizado un recuento y estudio de las veces que ha recibido a Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en el Perú, en los 1800 días de su segundo gobierno.

Indicó que esta empresa hacia las obras más grandes del país y era natural que deba dar avances, coordinar inauguraciones y cerrar obras, aspectos que explicará en la comisión que preside la congresista Rosa Bartra (FP) porque -dijo- “no tengo nada que ocultar”.

“Hoy he venido como corresponde, a dar explicaciones y responder por mis actos, por mi vida y por mi gobierno en lo que a mi concierne. Todos tenemos la obligación de venir y contribuir con nuestras declaraciones a esclarecer y, más adelante, a sancionar a todos los que se han vendido”, afirmó.

El expresidente dijo, además, comprender que todos los peruanos tengan derecho a la indignación y rechazo ante el vendaval de corrupción que asola el continente y el país. En ese sentido, indicó que acude la Legislativo a decir, documentada y probadamente, que no tiene nada que reprocharse, después de un año de delaciones y descubrimiento de cuentas.

“Hay una dignidad política que no se vende, que tiene principios, entiendo que mis adversarios no aceptan que hay un presidente que no se vende, que no se pone al servicio de una empresa, pero estoy convencido que la verdad se abre paso, por eso estoy acá para responder”, puntualizó.

Alan García expresó también su preocupación por la situación de desconcierto que se vive en el país, la reconstrucción de las zonas afectadas en el norte del país por El Niño costero y la inseguridad ciudadana. Ante este último tema, volvió a pedir la participación de las Fuerzas Armadas. Dijo, asimismo, que si fuera presidente y es convocado por el Congreso, asistiría frente a la dimensión de una problema que afecta a varios países.

Sobre el allanamiento a los locales de Fuerza Popular, sostuvo que si bien hay razones jurídicas y procesales, el escenario en el cual se desarrolló la diligencia muestra como si se estuvieran reaccionando unos contra otros, lo que le quita autenticidad a esos hechos.

El expresidente aprista se presenta ante la comisión Lava Jato acompañado por su abogado, Erasmo Reyna. Durante el desarrollo de la sesión, repitió sus monsergas ante las preguntas timoratas y acomodaticias de los miembros de la comisión. Nuevamente, puso en duda que el "AG" se refiera a él, en contrasentido de lo que expresó en su momento Marcelo Odebrecht.