Autoridades de Sullana se desesperan y pedirán explicaciones a EPS Grau por desabastecimiento

Sullana
Typography

ERP. El problema del desabastecimiento de agua potable, tiene sus explicaciones en la turbidez de las aguas que permiten su procesamiento y en el demasiado uso de los insumos que se requieren para potabilizarse; frente a las lluvias, no solo la región Piura, sino todo el país se ha visto afectado por esta situación y ha desesperado a la población afectada por las lluvias, por la escasez del recurso hídrico para consumo humano. 

Pese a conocer ello y en un momento inoportuno, el alcalde de la provincia de Sullana, Carlos Távara Polo, informó que junto a autoridades de la localidad acudirán este martes a las 8 de la mañana a las oficinas de la Empresa Prestadora de Servicios (EPS Grau) para exigir explicaciones y acciones inmediatas ante el grave desabastecimiento de agua potable en Sullana y sus distritos.

El motivo es obtener de los funcionarios de dicha empresa una explicación detallada y clara sobre las causas del grave problema; así como exigir la puesta en marcha de un plan de contingencia.

En esta reunión se espera la participación del subprefecto Paul Lescano Juárez, representantes del Ministerio Público, Poder Judicial, Policía Nacional, entre otras instituciones que conforman el Comité Provincial de Seguridad Ciudadana. Asimismo, el pleno del concejo provincial expresó su enérgico reclamo contra la EPS Grau.

“Si bien la turbiedad del agua dificulta la potabilización del líquido, y en la EPS Grau optan por paralizar la planta; debieron prever el abastecimiento de insumos químicos para potabilizar el agua. Se sabe que durante el periodo lluvioso existe el riesgo de colapso de carreteras, por lo tanto, debieron prever el abastecimiento de insumos químicos”, expresó Távara.

El alcalde chirense indicó que dada la emergencia, la comuna local tiene disponible tres cisternas para ayudar en la distribución de agua potable. A ello se está sumando una cisterna con capacidad de 350 galones. De Igual forma, la gerencia de Desarrollo Social contribuye con 16 cisternas para diferentes asentamientos humanos de la provincia.

Por su parte, el comisario PNP Sullana, comandante César Pérez Quispe, indicó que esta crisis por el desabastecimiento de agua viene causando seria preocupación en la comunidad y en las autoridades, ya que podría registrarse un posible desborde social, incluso con alteración del orden público si es que la EPS Grau no empieza a dar atención a la población.

La autoridad policial manifestó que en aras de mantener la paz y tranquilidad social se requiere de una explicación clara y contundente por parte de la EPS Grau.

El caso de la EPS Grau es crítica y pasa por una seria crisis generada desde la época de la ex funcionaria Gregoria Zapata Gallegos, quien con total ingenuidad entregó la empresa a los acreedores, situación que pese al tiempo transcurrido se ha mantenido; llama la atención que sobre esta realidad tanto el alcalde como los demás involucrados no hayan hecho nada en tiempo oportuno.