En febrero del 2018 podrían iniciarse construcción de viviendas en distrito de Cura Mori-Piura

Informes
Typography

ERP. Cura Mori es un distrito del Bajo Piura y uno de los afectados principales del desborde del río del mismo nombre, Siempre estuvieron en la orilla; sin embargo, los trabajos que no se hacen en el cauce les repercute directamente inundando las viviendas que se encuentran al borde de este río Seco, que se convierte en caudaloso cuando llueve en las partes altas. En el mes de marzo, las aguas se salieron y perdieron no solo sus viviendas, sino igualmente sus animales de crianza. 

La información para ellos es alentadora, las obras del proyecto habitacional que albergará a más de 2,000 familias del distrito de Cura Mori, en la provincia y región Piura, ubicado a la altura del kilómetro 980 de la carretera Panamericana Norte, empezarían a construirse en febrero de 2018. E,l kilómetro 980, fue la zona más segura que encontraron las familias y se ubicaron en campamento y esa parte será oficializada para su ocupación. 

Bruce y Viceministro01

Ministro Bruce y Viceministro de Vivienda y Urbanismo, Jorge Arévalo, en Bajo Piura

El ministro del Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), Carlos Bruce Montes de Oca, quien se reunió con las familias damnificadas de Cura Mori, con la empresa que reclamaba la propiedad de los terrenos y con los dirigentes de este distrito. Buscó encontrar una salida a un tema que incluso había llevado conflicto y encontró una solución. La empresa cedía parte de sus terrenos y con esa decisión acababan los pleitos y las discusiones. 

En la reunión, el ministro Bruce, como alternativa de solución para las personas damnificadas y no damnificadas que se encuentran en Cura Mori, les propuso crear un conjunto habitacional que cuente con todos los servicios básicos. Es una idea y una propuesta que merece destacarse; de consolidarse, la población del Bajo Piura dejará sus viviendas de material rústico para vivir en un lugar más digno.

En dicho encuentro estuvieron presentes también los representantes de la empresa Keheda, titular de los terrenos que ocupan actualmente las familias. “La empresa tenía un litigio con la comunidad campesina, pero va a desistir, lo cual nos permitirá emitir títulos de propiedad a nombre de cada familia, llevar a adelante un conjunto habitacional Techo Propio, donde cada habitante tendrá módulo de vivienda con agua, desagüe y luz”, aseveró.

Vivienda Madre Beneficiada

Aunque la reconstrucción tarda, algunas familias comienzan a sonreir

Luego que tanto la empresa Keheda, los dirigentes y la municipalidad de Cura Mori llegaran a un acuerdo con el proyecto tras la intervención del MVCS, se estima que los trabajos se realizarían en un periodo de entre seis y ocho meses. “Hay que hacer desde las vías hasta obras de alcantarillado y redes”, explicó Bruce Montes de Oca.

Era una coordinación necesaria. Era totalmente ilógico, pelear por un metro de tierra, cuando las familias que se ubicaron en este sector, lo hicieron compelidos por una irresponsabilidad funcional que nadie los alertó. Recordemos que en el 2015 se gastaron unos 500 millones de soles, dicen para limpiar el cauce. Se presume que esos trabajos nunca se hicieron. 

El titular del MVCS detalló que los damnificados que adquieran una vivienda con el Bono Familiar Habitacional de reconstrucción, tendrán título de propiedad y servicios, mientras que los poseedores que no son damnificados, solo accederán a un lote habilitado con servicios.

Compromisos de todos los participantes

Al firmar el acuerdo que beneficia a miles de familias que perdieron sus viviendas con el paso del Fenómeno El Niño costero, los participantes de la empresa Keheda SAC se comprometieron a realizar el levantamiento topográfico para determinar el área exacta de ocupación de los poseedores y así como proceder a la independización del área destinada al proyecto. También a presentar los expedientes de solicitud de licencias de habilitación urbana y de edificación a la Municipalidad de Cura Mori.

En tanto, el municipio coordinará con la Municipalidad Provincial la incorporación al planeamiento integral urbano al área del proyecto de viviendas. También se comprometió a expedir la licencia de habilitación urbana con factibilidad de servicio públicos de agua y desagüe.

Por su parte, los representantes de las más de 2,000 familias de los albergues del kilómetro 980, en coordinación con la Municipalidad de Cura Mori, remitirán al MVCS el padrón de albergados, el que debe coincidir con el padrón realizado por la Organización Mundial para las Migraciones (OIM). También tendrán que postular al Programa Techo Propio para ser grupo familiar elegible y posteriormente solicitar el Bono Familiar Habitacional (BFH).

En tanto, el MVCS se comprometió a realizar el cruce de información del padrón remitido por el municipio comparándolo con la OIM y el catastro de daños de Cofopri. Así como prestar asistencia técnica durante todo el proceso de elaboración y ejecución del proyecto y agilizar los trámites ante la municipalidad, Fondo Mivivienda, proyectos viviendas y urbanismo.

¿Tanto esperar?

No era necesario dejar pasar el tiempo; este acuerdo demuestra que no todo es desgracia para la población del Bajo Piura y que el Estado, aunque tarde, llegará para crearle mejores condiciones de vida a una población que lo necesita. Vivir cerca al río Piura, es un peligro y todo lo que se pueda avanzar en años de sequía, se puede perder en un solo momento. El lugar donde se ubicarán es alto y solo requiere ser desarrollado para dotarle de los servicios básicos. 

De igual manera se espera que los enfrentamientos entre comuneros y la empresa cesen. Que la Policía entienda que la vez pasada se extralimitó al pretender imponer la fuerza en una zona que estaba en litigio. Un muerto por estos laberintos, aún se encuentra en investigación y se espera que igualmente se aplique justicia. 

El mes de febrero es un año potencialmente para lluvias, puede llover como no. Es la fecha propuesta para iniciar la construcción de lo que será la iniciativa palpable que el Estado si responde y no deja en la orfandad a quienes lo necesitan. Los damnificados de Cura Mori, en el Bajo Piura, merecen un trato digno y todo hace indicar que van por ese camino.