Ciudades de la costa de Piura en riesgo sanitario por acumulación de basura y afloramiento de aguas servidas

Informes
Typography

ERP. Piura y Castilla, se encuentran en riesgo sanitario por la gran cantidad de basura y residuos sólidos que cada día que pasa se amontonan en los espacios libres y también en las veredas de las viviendas. Tras las lluvias acontecidas en estas ciudades, lo que colapsó de inmediato fue la recolección establecida y se agravó con el desborde del río que dejó entre aguas a las viviendas de Piura, Castilla y Catacaos.

Según una fuente municipal, la maquinaria de recolección de residuos sólidos se encontraba malograda, con las lluvias y con la inundación esta situación se agravó. Además de ello, la población afectada comenzó a botar parte de las pertenencias que fueron malogradas por el agua y tras el colapso del servicio, la producción diaria de basura no tiene forma de evacuarse hacia el lugar adecuado.

Basura Piura04

Para el regidor Christian Requena de la Municipalidad de Piura, se alquilaron 3 volquetes para reemplazar a la maquinaria malograda, pero resultan insuficientes; indicó que frente al riesgo sanitario se reunieron con la Diresa Piura para lograr la fumigación. Sin embargo, los problemas son múltiples y las enfermedades que podrían contraerse varias y se requiere actuar con suma urgencia.

De igual manera, el último sábado se tuvo una reunión con la ministra Elsa Galarza para lograr el apoyo del gobierno nacional como viene sucediendo en otros sectores. Lo cierto, que la responsabilidad de la limpieza y recolección de basura, le corresponde a las municipalidades y son estas, las que deben adoptar medidas de emergencia y de no tener los recursos, tener la capacidad para plantearlo dentro de las acciones de una emergencia.

Basura Piura01

No existe sector poblacional que esté ajeno a los basurales que se vienen formando. En la urbanización Santa Isabel, las bolsas negras son ubicadas por los árboles cercanos, en los asentamientos humanos se usa como botadero la calle. En la avenida Cáceres de Piura, al costado de la iglesia Don Bosco, la acumulación asume ribetes muy peligrosos por la forma y modo como se van multiplicando las bolsas de desperdicios.

“De inmediato, los residuos orgánicos se comienzan a descomponer y los gusanos se encuentran a vista y paciencia de nosotros” sostiene una ama de casa de la urbanización Hermanos Cárcamo que pide pronta intervención municipal, primero para una recolección más rápida y segundo para disponer de la basura en un lugar de emergencia.

Basura Piura02

Anteriormente se adujo que los residuos sólidos, no se pudueron llevar al botadero de Castilla, el cual se encuentra lejos y la inundación perjudicó el desplazamiento. En parte es verdad, pero la inundación ha sido superada y la recolección de los residuos sólidos no se mejora. La decisión que debe adoptarse es de emergencia no puede estarse con contemplaciones y demoras cuando se trata de un tema de salud pública, indica Rossana Zapata, quien se ve obligada a sacar su basura a la vía pública.

Las calles poco a poco van sumando enormes montículos de estos residuos sólidos y existen sectores críticos como el Mercado Central donde la suciedad y residuos sólidos, se mezclan con los charcos de agua y de desagüe. Igualmente sucede en el mercado Las Capullanas ubicado en el sector de Veintiséis de Octubre. La situación es crítica y todo hace indicar que la operatividad municipal muy lenta.

Además de ello, la población afectada de Castilla y parte de Piura, considerando que la mayor parte de los bienes que tuvieron en su primer piso han sido malogrados vienen botándolos a las calles, generándose una mayor producción de residuos sólidos no orgánicos. En realidad, el problema mayor radica en los orgánicos o residuos de alimentos que son botados por las personas y no existe forma de erradicarlos con suma prontitud.

Basura Castilla

De acuerdo a los especialistas, explican que la acumulación de basura a cielo abierto causa diferentes tipos de afecciones y enfermedades a los ciudadanos, y que se pueden dividir entre gastrointestinales, micóticas y respiratorias.

Las enfermedades gastrointestinales son las afecciones más frecuentes que produce la basura, y se adquieren por la ingestión de alimentos contaminados por heces fecales y otras bacterias. Si no se adoptan decisiones de urgencia, es el riesgo latente que pueden asumir los piuranos, golpeados por las lluvias y la inundación.

De igual manera las enfermedades micóticas, afectan la piel y toman la forma de irritaciones cutáneas de todo tipo. Son causadas por los hongos que se producen en la basura que se acumula durante mucho tiempo en un espacio abierto. También afectan el pelo y las uñas.

Las enfermedades respiratorias se adquieren sobre todo luego de respirar el aire contaminado con virus y bacterias que se depositan en las paredes de los pulmones. Se irritan los ojos y las fosas nasales y se disparan los casos de asma y bronquitis.

Si bien es cierto que el Gobierno Nacional ha declarado en alerta roja establecimientos de salud de Tumbes, Piura y Lambayeque por intensas lluvias, también es verdad que quienes deben actuar con igual celeridad no solo deben ser los establecimientos de salud, sino eliminar las causas que producen enfermedades y la demasiada proliferación de esta basura pone en riesgo sanitario a miles de personas.

Basura Piura03

La municipalidad de Piura fue inundada y hasta el momento, lo único que ha hecho bien es dejar sin lodo la Plaza de Armas. Respecto a los servicios del ciudadano son tardíos e incluso irresponsables en la respuesta. Deben solicitar y con urgencia, medidas extraordinarias para la recolección de la basura que se viene produciendo en toda la ciudad de Piura y sus contiguas como Castilla y Catacaos, entre otras.

Otro asunto es el afloramiento de aguas de desagüe de los buzones de la red de alcantarillado. Es común observar en diversas partes de Piura, Castilla, Sullana y otras, las aguas servidas que discurren por las calles. Este servicio es gestionado por EPS Grau.

Piura está en riesgo sanitario y la situación no es cuestión de graciosidad. Se requiere pronta acción y esa actividad corresponde a las municipalidades, las cuales deben de reponer de inmediato y con la máxima urgencia su capacidad de intervención.