Congreso: Moción de censura, mayoría parlamentaria y el sector educación

Informes
Typography

ERP. El Congreso de la República interpeló al ministro de Educación Jaime Saavedra y al mismo tiempo la bancada mayoritaria, presentó una moción de censura que de ser aprobada y no existe duda, llevará al funcionario a dejar el cargo y el presidente proceder a designar a su reemplazante en el plazo máximo de 72 horas. Una situación política avizorada desde un comienzo y que de alguna manera representa el conflicto de poderes que existen.

Como se ha expresado en informes anteriores, la composición del Congreso, se establece perjudicando a las minorías e impone fuerzas mayoritarias sin tener derecho a ellas. Es el caso de Fuerza Popular, que con una votación ínfima en relación al total de votantes peruanos, tiene una amplia mayoría en el Congreso donde puede decidir todas las medidas que se le antojen, incluso el de la vacancia del presidente constitucional.

La búsqueda de la salida del ministro Saavedra, no sería la primera acción en contra del ejecutivo planificada desde este grupo constituido sobre la base de un gobierno que violentó todos los principios constitucionales. Además, el hecho de contar con el número suficiente de votos, le da prerrogativas imposibles de cambiar en las condiciones actuales.

No se trata si existe razón o no, en el caso Saavedra, lo que les interesa a este grupo es hacer una demostración de fuerza, intimidar al Ejecutivo, inclinarlo a su favor y luego asestarle el golpe mortal, que podría ser la vacancia del Presidente y sus vicepresidentes; y luego, en tanto se convoquen a nuevas elecciones, que culmine el mandato algún fujimorista, que definan. Este argumento, no está alejado de las posibilidades.

Es el estado de derecho el que debe prevalecer, resolver con las armas legales que la Constitución franquea al Ejecutivo y las posibilidades políticas para salir del embrollo. Lo que si queda claro, es que Fuerza Popular, no tendrá ningún miramiento para lograr que el Ejecutivo incline la cerviz y aprovechar las debilidades de PPK para mostrarlo como un anciano decadente y sin competencias para gobernar.

En realidad, la situación actual es bastante difícil sobre todo para el Ejecutivo. Luego de conocer la decisión de censura, el presidente Kuczynski confirmó que el Ejecutivo está evaluando solicitar la cuestión de confianza. Este es un camino que podría llevar a arrinconar a los parlamentarios, pero igualmente sería una confrontación política declarada, que crearía una crisis con consecuencias imprevisibles y con un rol protagónica de una Luz Salgado conocida por su anterior obediencia al fujimorismo duro y con un Becerril, impresentable pero cáustico hasta la desesperación. 

Lo cierto, que si se abre la situación de confianza, solo restaría una posibilidad para que el Congreso sea disuelto y convocar a nuevas elecciones congresales. Sin embargo, nada garantiza que estas elecciones serán diferentes en composición con la situación actual. Puede darse el caso, que hasta los propios fujimoristas (Fuerza Popular) obtengan una mayoría superior a la actual y no hay un equilibrio de fuerzas. Contra toda la oposición de las últimas elecciones, si bien es cierto los fujimoristas no ganaron las elecciones presidenciales, pero obtuvieron resultados altos. 

Sin duda que se requiere actualizar la legislación electoral y corregir la distorsión que sustrae del cómputo total los votos blancos y viciados; igualmente, analizar el hecho que para distribuir curules., no se puede estar marginando a quienes en el contexto nacional no superan el 5% de los votos. El mejor ejemplo de marginación y exclusión es el sucedido con Democracia Directa, organización que en Cajamarca logró una altísima votación pero ninguna curul por aplicación de la Ley Electoral. 

Realizar estos cambios, implica primero voluntad política para construir una democracia representativa más funcional, y segundo que los parlamentarios actuales quieran hacer estos cambios, lo que es casi un imposible. Tal y conforme se está observando el accionar de la mayoría del Congreso, nadie habla sobre cambios en la legislación electoral, sino al contrario sobre los errores del Ejecutivo que lleve a medidas como las que estamos viendo.

En tanto una vez más, son los jóvenes y no los adultos los que salen a las calles a crear conciencia y sensibilizar sobre asuntos que constituyen una arbitrariedad y un abuso del derecho. El nombre del evento es Marcha Nacional #LaEducaciónSeRespeta y ya cuenta con más de 2 mil personas que aseguran que asistirán y otras 3 mil están interesadas.

Dia Marcha

“Este lunes 12 de diciembre a las 6 pm. en Plaza San Martín, hagámosle saber a este Congreso que la educación de calidad nos importa, que las reformas educativas emprendidas no pueden detenerse y que la reforma universitaria está por encima de los intereses particulares de algunos congresistas apro-fujimoristas vinculados con universidades-estafa” expresan en la convocatoria.

Lo cierto, que la censura contra Jaime Saavedra Chanduví, es un hecho totalmente arbitrario e injustificado, es un ministro que ha demostrado tener conocimiento del sector y de políticas para lograr una educación de calidad. La censura no es más que un hecho indebido de beligerancia y de exhibición de poder por una legislación electoral que lleva a situaciones indeseadas.