Alfredo Neyra, cuestiona a Reynaldo Hilbck y lo califica como alguien que no “alcanza a ver más allá de su nariz”

Informes
Typography

ERP. El vicegobernador de la región Piura, Alfredo Neyra Alemán, decidió romper su silencio y mediante su cuenta personal enfiló contra el gobernador Reynaldo Hilbck Guzmán a quien calificó como una autoridad que no “alcanza a ver más allá de su nariz”; sin embargo, estas disconformidades estarían relacionadas con la pérdida de poder de la subregión Luciano Castillo Colonna donde Neyra mantenía una intromisión poco conveniente.

En efecto, durante la campaña electoral y por decisión de Reynaldo Hilbck Guzmán, se decidió incorporar como parte de las candidaturas de Unión Democrática del Norte del médico Carlos Távara Polo. El que negoció esta posibilidad habría sido Alfredo Neyra Alemán, bajo dos condiciones que se venían cumpliendo en el año y medio anterior.

La primera condición de este tácito acuerdo fue que el Vicegobernador sería el cuñado de Carlos Távara Polo, es decir de Alfredo Neyra, quien fue y es influyente en las decisiones de la familia Távara- Polo. Hilbck Guzmán cumplió con esta petición, aunque el trabajo de Neyra Alemán, solo se circunscribía a ser parte de la parentela de uno de los candidatos fuertes para ganar la alcaldía de Sullana.

El otro acuerdo tenía que ver con una hipotética gestión administrativa. Para Alfredo Neyra Alemán, en caso de un triunfo de UDN, la marcha administrativa de la subregión Luciano Castillo Colonna, sería responsabilidad de Sullana, entendiéndose como tal que Neyra Alemán y en menor medida los demás representantes decidieran sobre la marcha administrativa y económica. Este acuerdo, lo estuvo cumpliendo el Gobernador Regional.

Este medio realizó algunos seguimientos, sobre todo con los gerentes subregionales designados tras el triunfo de Reynaldo Hilbck y todos ellos eran conscientes que respondían a las directivas de Alfredo Neyra Alemán y por eso la presencia de algunos personajes que tuvieron cuestionamientos directos en la gestión del alcalde Camino Calle y que fueron designados como funcionarios regionales a partir del 01 de enero del 2015.

Sin embargo, problema tras problema y como consecuencia de una deficiente gestión administrativa Reynaldo Hilbck, habría decidido poner fin a esta intromisión de Alfredo Neyra y decidió cambiar a todos los funcionarios de la era Neyra Alemán, para cumplir con designaciones que respondan directamente a los niveles orgánicos del Gobierno Regional de Piura.

Estas decisiones habrían marcado el fin de una relación precaria e inconveniente para una Entidad Pública, la misma que tiene sus propios órganos de dirección. En este caso, la subregión Luciano Castillo Colonna, es un ente totalmente administrativo y por lo tanto, lo que se haga o no, se encuentran supeditados a las normas regionales e internas que definen lo organizacional.

Sin embargo, el caso particular de Alfredo Neyra, habría buscado el contexto del debate presidencial, para mostrar su inconformidad sobre las acciones realizadas por la máxima autoridad de la instancia regional, centrando sus críticas que el “centralismo regional” y que llevan a que Sullana, Talara y Paita se “mueran de sed”, en clara alusión a los problemas de agua y saneamiento de estas 3 provincias que tienen antiguos problemas de abastecimiento del líquido elemento.

Neyra Alemán, es conocido en Sullana solo por su condición de cuñado del actual alcalde Carlos Távara Polo y en esa condición se ha visto bastante bien favorecido.