El pecado social del Perú sigue siendo la discriminación

Entrevistas
Typography

ERP/Nelson Peñaherrera Castillo. Buenos Aires, Argentina (ERP). Una historia poco conocida, o quizás muy silenciada, de los veinte años de conflicto interno entre las fuerzas del orden y las terroristas fue el exterminio del que fueron objeto homosexuales, lesbianas y travestis, en particular por miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), a lo largo del valle del Huallaga (departamentos Huánuco y San Martín, principalmente).

A sola sospecha, columnas de sediciosos raptaban, torturaban y acribillaban a quemarropa a personas cuya orientación sexual o su rol de género no coincidiera con el que el machismo continúa dictando.

El documentalista Juan Carlos Goicochea inició la investigación hace más de una década y ahora intenta plasmar en ‘El pecado social’, un material inspirado en un relato de guerra, que él quiso rescatar para evitar que el olvido lo siga enterrando.

Mientras Goicochea busca financiamiento para terminar su trabajo, conversamos sobre la base contextual que le llevó a producirlo.

- ¿Por qué el documental se titula El Pecado Social? ¿Por qué no pudo ser El Pecado emerretista, desde que las denuncias parecen apuntar al MRTA?

- El nombre del documental lo pensé demasiado, tuvo muchos títulos alternativos, pero revisando las entrevistas para hacer el avance de la investigación y el guión (que aún falta grabar) hubo una declaración en común de varios de los entrevistados. La idea que la homosexualidad para ellos si representaba una carga con la cual tenía que vivir, y se entiende, porque somos parte de un contexto histórico donde la homosexualidad sigue siendo vista como un pecado o una anomalía, y para mi ese es el Pecado de la Sociedad, que condena a unos a sentirse mal por ser quienes son

- En base a los testimonios que recogiste, ¿eso motivó la tortura y asesinato de homosexuales?

- Sí, porque no fue el MRTA, Sendero, los militares o el Conflicto armado interno, que inventó la homofobia. La homofobia existió antes y existe ahora. Lo que pasó fue que en medio de esa violencia, las poblaciones vulnerables son las que más sufren, son las que van a ser inevitablemente víctimas. Si hubiese sido solo un problema generado por el conflicto armado interno, hubiese acabado hace muchos años. Hoy los que matan, torturan y condenan la homosexualidad son otros actores. Eso revela que es la Sociedad la que tiene que mirarse, la que dio el sustento para que estos crímenes sean cometidos. Lo que hicieron estos grupos alzados en armas fue instrumentalizar esa discriminación que ya estaba en la sociedad

- ¿En ese contexto, ¿por qué crees que en Perú aún no nos curamos de la homofobia?

- Porque somos una sociedad que tiene normalizado la discriminación. La idea de que para sentirse mejor hay que desvalorizar al otro. Pasa cuando alguien tiene una 4x4 y no respeta tu derecho de pase, o cuando vas a o una tienda y no respetas que hay personas que llegaron primero. En el caso de la homofobia también juega un rol muy importante que somos un país muy religioso, la avanzada de las Iglesias evangelistas que tienen un discurso violento ha calado en gran parte de la población que no tiene otros recursos de información, los adolescentes LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, travestis, bisexuales e intersexuales) se suicidan 3 veces más que los heterosexuales Y por otro lado está el miedo a lo desconocido, al diferente, el querer mantener el ‘status quo’ de las cosas. En argentina hace años que se dio el matrimonio igualitario, y no se ha destruido la familia, ni la sociedad. Lo único que ha pasado es que la gente puede sentirse libre y sin pecado, que es la mejor manera de vivir

- Aunque el Catolicismo no hizo avances significativos, excepto las declaraciones del Papa Francisco.

- Me parece genial que Francisco haya cambiado su postura. Cuando fue Obispo en Buenos Aires, se opuso a los derechos de la comunidad LGTBI. En Perú la iglesia católica aún mantiene un gran poder, Cipriani tiene un programa de radio que es su tribuna más importante para desacreditar a los que no piensan como él, pero a mi me preocupa quizás más las iglesias evangelistas que tienen un discurso de violencia y de odio, que además tienen cada vez mayor aceptación en nuestro país. Declaraciones del pastor evangélico Alberto Santana , me parecen terribles cuando dice : Los homosexuales no deben de tener los mismos derechos que los heterosexuales.

- Y entonces la discriminación se nos hace un círculo vicioso, y allí entra la homofobia.

- Sí, el gran universo filosófico del documental es la discriminación. En el Facebook del documental he leído comentarios de personas que dicen que respetan y no discriminan, pero “los cabros” no tienen derechos; y también leer a otras personas que defienden a la comunidad LGTBI, pero que discriminan por la raza. Y a mi eso me parece terrible y lamentable, por que sigue siendo lo mismo, el no ver al otro como una persona igual que uno, con los mismos derechos y deberes frente a la sociedad

- Entonces, con un tema tan espinoso, ¿cuán fácil o difícil ha sido para ti poder producir el Pecado Social?

-el Pecado Social lleva en mi cabeza como idea hace 13 años, y hace 3 que lo vengo realizando de forma independiente. Y partiendo de lo económico es complicado, pero la parte de la investigación se ha podido completar; ya sé que existe la historia, quiénes son los personajes principales y cómo se va a contar, ahora falta en esa segunda etapa el financiamiento necesario para completar la película. Desde el tema, sí es un tema complicado , que afecta a muchos actores sociales, pero es un tema que se está desarrollando con sensibilidad y con una responsabilidad muy grande. Lo que quiero con el Pecado Social no es solo mostrar los asesinatos y torturas que vivieron los homosexuales y travestis en el conflicto armado interno en la región nor oriental, si no que hay una sociedad cómplice que no mira ni quiere mirar su realidad, y creo que este documental nos hará mirarnos y desde allí poder cuestionarnos como sociedad

- ¿Y cómo podemos ayudar a que El Pecado Social se financie?

- Hay dos formas: la primera es compartir el avance de la investigación que está en nuestra página oficial de Facebook https://­www.facebook.com/­elpecadosocial/ ; y lo otro es donando a través de goo.gl/qeQIFp

Fotos Cortesía: Juan Carlos Goicochea.