Cusco: Turismo sorprendente, prodigioso y enigmático en el mundo de los Incas

Blog
Typography

ERP. Cusco es el destino turístico de millones de peruanos y extranjeros, quienes año a año, buscan en las entrañas de su ciudad, de sus cerros y de su selva, misterios que conforme se van conociendo, se descubre su grandiosidad y sorprendente originalidad, que nos lleva siempre a reconocer que la presencia española en territorio peruano detuvo los avances de una cultura original, creativa, diferente y muchas veces inexplicable.

Machu Picchu01

En la imaginaria nacional se cree que el Cusco es solo Machu Picchu y en realidad es un equívoco que solo el desconocimiento podría justificar. Si conocer la dimensión y belleza de Machu Picchu, es sorprendente, lo mismo es visitar otros lugares como Sacsayhuamán, Pisaq, Ollantaytambo, Maras y otros, donde una cultura viva nos explica la historia de los antiguos peruanos con aparente magnificación, pero que se hace creíble cuando se conoce con mayor precisión.

Cada rincón y cada espacio, tiene su propia cultura material e inmaterial, su explicación y la construcción de lo que fue y que los cuzqueños han sabido darle valor a favor de un mayor conocimiento de ese Perú ancestral que para algunos historiadores parte desde Caral y se esconde en cerros y selvas del territorio sureño y de otros del Perú actual.

Guia Turismo

Guía Adolfo David Yábar Rodríguez, con quien conocimos una parte del Cuzco milenario

Queda de nuestra visita al Cuzco en su acepción de más de 400 años o Cusco en la derivación modificada por criterios antiespañoles, una constatación real. Conocer respecto a su cultura y recursos turísticos exige muchos días y quizá semanas. Es recorrer en la ciudad misma los vestigios de la cultura Inca, y luego ir tras las evidencias de monumentos históricos, que han sido reconstruidos para mostrarlos al mundo, primero por la riqueza cultural de lo que significó el Tahuantinsuyo en el tiempo y segundo, del nivel de avance cultural logrado durante sus épocas de vigencia.

Llegamos a esta ciudad el 27 de junio y programamos a partir del día siguiente, lo que significaría adentrarnos en el corazón del turismo del Perú. La mayor parte de nosotros pensamos en la Maravilla del Mundo moderno elegida por votantes de diversas partes del mundo en el año 2007 información procesada por New Open World Corporation (NOWC); sin embargo, el programa es mucho más diverso que adentrarnos de inmediato en el prodigio y enigmático mundo de Machu Picchu.

Las Salinas de Maras

Nuestro guía Adolfo David Yábar Rodríguez, con mucha diligencia y conocimiento del territorio, de la historia inca y del mundo cultural del Tahuantinsuyo dirige el periplo hacia el primer lugar elegido. Nos referimos a Las Salinas de Maras para lo cual transitamos por donde podría ser el futuro aeropuerto de Chinchero hasta llegar a avistar desde un mirador el original recurso turístico. Es ideal para fotografiarse, y para observar desde la distancia lo sorprendente.

Maras, lugar que nos recibe tanto como a centenas de visitantes nacionales y extrankeros, es un centro poblado ubicado a unos 48 km. al noroeste de la ciudad de Cusco, a 12 km de Urubamba y sobre los 3028 msnm. El sistema vial es bueno y permite un fácil desplazamiento; al paso permite disfrutar de la cordillera de los andes y en el horizonte los misterios que esconden los enigmas de la cultura milenaria.

Salinas Maras

En la ladera de un cerro, en pequeños andenes y cuadrículas se alternan pequeñas pozas que podrían ser unas 5 mil, las cuales reciben de manera casi matemática y bien canalizada la sal que de manera líquida fluye desde un orificio del cerro, se van distribuyendo en las pozas que la propia comunidad administra, procesa y después envasa para expenderla a precios favorables a los miles de turistas que llegan al lugar.

En realidad la historia de estas minas de sal se extiende a través de los siglos y el uso de la Sal de Maras data de miles de años, se hereda por cada familia y que forma parte de la comunidad. Su nombre en quechua es kachi Raqay, recibe los rayos solares los cuales por su gran intensidad evaporan el agua y solidifican la sal que es trabajada de manera planificada por los comuneros. En épocas de lluvias no sucede nada excepcional y se mantienen en buenas condiciones. 

Salinas Maras1

Al ingresar y salir de las Salinas de Maras, los comuneros exhiben sus productos y también las cualidades creativas haciendo uso de los recursos de la zona. Es toda una feria y una gran oportunidad para adquirir la Sal que se extrae desde las mismas pozas. Incluso, y siguiendo la recomendación del Guía cogemos el agua con nuestras manos y de inmediato se solidifica en la piel, quedando los residuos blancos de la misma. 

Salimos unas horas después de este paradisiaco lugar, donde la naturaleza hace lo suyo, el ser humano a través de la Comunidad administra sus recursos y crea las condiciones para otorgarles valor cultural e incluso económico; la ladera del cerro exhibe de blanco la sal muy valorada ahora y antes por los indígenas y por los colonizadores que se encontraron con esta mina de sal. Fue nuestra primera sorprendente visita. 

Los Andenes de Moray

Tras recorrer las minas de sal de Maras, vamos en descubrimiento de ese prodigio llamado Andenes, tan común en nuestras clases de historia de la primaria y quizá muy desconocidos de manera fáctica por muchos peruanos. Los Andenes de Moray se observan desde las alturas, al fondo de un cerro asumen la figura de un anfiteatro y mediante desniveles circundan este posible laboratorio agrícola, donde las estaciones estarían presentes de acuerdo a la ubicación. 

Andenes Moray

Según la explicación que recibimos, los Andenes de Moray, habría sido construido por los antiguos peruanos para adaptar plantas a nuevos ambientes climáticos o microclimas, lo que implica el amplio conocimiento de los incas en temas agronómicos. Se encuentra visible y bien conservado uno de los andenes, en tanto que otros están en proceso de restauración para los miles de visitantes que llegan a conocerlos. 

Los andenes de Moray, se dice que fue una estación experimental formada por inmensas depresiones cónicas de 47 a 84 m, cortadas en la piedra caliza, donde se conseguía diferentes climas de acuerdo con la profundidad de su estructura. La irrigación del agua de toda la zona, es muy similar a otras experiencias de la localidad y que nos dicen mucho sobre el conocimiento de los incas en temas como microclimas, productos agrícolas y sobre todo la necesidad de proveer alimentos en todo el ámbito del imperio.

Andenes Moray2

Retornamos con un nuevo concepto de lo que significa el Cusco e incluso ensayamos un titular periodístico para decir “El prodigio turístico del cuzco milenario”; sin embargo, todo lo que se pueda ensayar para describir las emociones y las percepciones de lo visto en el primer día es poco en relación a lo que se irá develando en un viaje turístico de esta naturaleza. 

El Qoricancha y turismo de ciudad

Estamos en horas de la tarde del primer día en la sureña, y una huelga de maestros nos evidencia que no todo es beldad en la localidad. Después de probar la gastronomía local, visitamos el templo del Qoricancha, considerado como el centro religioso y político del imperio incaico. En él se encuentran la mezcla de lo antiguo con lo nuevo; el sincretismo de lo inca y lo occidental; la cosmovisión de lo andino y la mano interviniente de los colonizadores. Incluso, como para poner la nota discrepante, nos impiden grabar las pinturas religiosas. 

Qoricancha

De acuerdo a lo que se sabe, el Qorikancha fue el centro religioso, geográfico y político del Tahuantinsuyo; en él se rendía homenaje al dios inca el “Inti” que quiere decir sol; en tanto que “Qori” que quiere decir oro trabajado y es probable que todo lo encontrado en su momento haya servido para el usufructo de los españoles; asimismo, realizando una exégesis sobre el término quechua “Kancha” significa "lugar cercado que contiene oro".

En el Qoricancha encontramos las evidencias del centro militar y político, la arquitectura que se mantiene vigente y parcialmente modificada por la acción humana de los invasores; pinturas de la escuela del Cusco y en ellos la mezcla cultural de realidades diferentes y con estadios de desarrollo con particularidades propias. La admiración por este lugar, es compartida incluso ahora con prácticas de extranjeros, que buscan mediante ritos espontáneos y simbiosis con las piedras, la energía subyacente en los vestigios incas. 

En el ir de la visita, escuchamos que en el Qoricancha existieron 5 fuentes de agua, cuyo secreto fue bastante bien guardado. Otro aspecto recurrente son las luces y las sombras reflejadas por la antigua arquitectura inca. 

Promontorio “Qenqo”

El día primero de nuestra visita por turismo está llegando a su ocaso, está oscureciendo y aún nos resta para catapultar sorpresas y admiración por la cultura Inca, conocer una zona de momificación llamada “Qenqo” el cual es un notorio promontorio rocoso tallado de escalones, hoyos, canaletas y mucho misterio; para los lugareños un lugar de rituales incas. 

Avanzamos entre sombras, entre piedras y vamos recibiendo detalles de los rituales realizados en este lugar. Es de noche y al fondo, se observa la ciudad con su avance moderno y sus luces iluminando incluso las laderas de los cerros que han sido poblados. El adoratorio “Qenqo” se encuentra ubicado sobre lo que hoy se conoce como el cerro Socorro y abarca un área que sobrepasa los 3,500 metros cuadrados y se encuentra bastante cerca de Sacsayhuamán. 

Sacsayhuamán y las construcciones de piedra

Podríamos regresar con esta experiencia hacia nuestro lugar de origen y seguro, que habría motivos suficientes para sentirse gratificado por lo que hemos visto; sin embargo, aún nos quedan nuevos recorridos con su majestuosidad y su enigma. Con la finalidad de aprovechar mejor los días entre los recursos a admirar y el tiempo, partimos en una nueva ruta, que la iniciamos en una de las tantas edificaciones asombrosas que nos da la Capital Arqueológica de América: Sacsayhuamán

Sacsayhuaman

Iniciamos en una representación simbólica y gráfica de la dinastía Inca; escuchamos la explicación de sus orígenes y sobre todo, las características de las edificaciones de enorme piedras en Sacsayhuamán, que se estima fue construida por unos 20 mil hombres desde Pachacútec hasta Túpac Yupanqui; en inexplicable traslado de un lugar a otro de piedras de canteras cercanas, para estructurarlas en su conocido manejo de la piedra. 

Es fácil observar en todo el desplazamiento que las piedras de la muralla están tan bien cimentadas unas de las otras, y es evidente comprobar que no existe amalgama, pegamento u otra especie que las haya mantenido en esa condición año tras año. Desde la parte más alta, se observa la ciudad con todo su esplendor y se puede tener una idea de la ubicación del centro religioso y político del Tahuantinsuyo. 

Lo cierto que en cada piedra, en su arquitectura existe mucho misterio y que incluso consideran que su existencia data desde culturas pre-incas. Inca o no inca, la ciudad pétrea por si sola nos sorprende y nos lleva a la admiración. Las piedras según estudios y en diversos niveles grafican figuras de animales, además de estar yuxtapuestas sin amalgama alguna. 

En épocas más modernas, fue un lugar de resistencia frente a la presencia española; se dice que Sacsayhuamán significa “lugar donde se sacia el halcón”, y se cree que la fortaleza pudo ser un lugar ceremonial o de culto al sol; durante nuestro periplo, nos encontramos con algunos lugareños quienes nos exhiben y ofertan sus productos artesanales y una que otra llama que le da una connotación diferente a lo que conocemos de nuestro Perú diverso. 

Zona Arqueologica

Toda la zona es arqueológica y la denominación de Capital Arqueológica de América, es la acepción más justa para un lugar tan especial y de gran significancia histórica. Después de recorrer Sacsayhuamán iniciamos nuestro periplo hacia el este, nuestro destino es Pisaq. 

El Parque Arqueológico Nacional de Pisaq

Al ingreso y desde lo alto se puede observar el Valle Sagrado mediante miradores naturales acondicionados para ver el prodigio construido por una cultura que no pensó en la costa como zona de desarrollo, sino encontró en los andes, la mejor manera de acondicionarla a sus necesidades. Al subir a Pisaq de lejos podemos observar la andenería que parecen pequeñas ubicadas en la ladera del cerro; cuando nos acercamos, se muestran en su magnitud real. 

Pisaq

El Parque Arqueológico Nacional de Pisaq está conformado por una sucesión de restos arqueológicos, entre lo más notorio son los andenes de Acchapata, torreones o Pucaras, entre otros; sin embargo, ya ingresando a él, no solo comprobamos la forma de proveer el agua que fluye entre los niveles, los caminos asociados a una máxima elevación al cual llegamos con mucha dificultad pero que lleva a convencernos, que no existe límite si uno lo desea y que la meta más alta es posible con esfuerzo y con decisión. 

La placa del máximo nivel nos dice que hemos llegado a los 3524 msnm. Nos recreamos con algunas fotografías y respiramos hondo para descartar el cansancio y nutrirse de la energía propia de Pisaq. 

En la división de aguas o quebradas, en laderas muy empinadas o perpendiculares se encuentran los sarcófagos. Acceder a ellos, debe ser una faena de escalonamiento y peligro que solo un espíritu aventurero podría lograrlo. No observamos turista alguno por los sarcórfagos, lo que nos indica que o se encuentra prohibido acceder o es muy difícil. En tanto, para nosotros mirar de lejos los nichos es suficiente. . 

Pisaq01

Al descender con una satisfacción más, bajamos a la ciudad de Pisaq, donde se ubica un mercado con artesanía del lugar. Recorremos mirando los productos de la zona, donde prevalecen los telares, el cuero, la artesanía del lugar, souvenir y otros. La presencia de una niña de la localidad, crea el entusiasmo para realizar una toma fotográfica de esa cultura viva que le da más valor y colorido a los miles de visitantes. 

La ruta hacia Ollantaytambo

Iniciamos luego la ruta hacia Ollantaytambo, nuestro próximo destino. Vamos recibiendo más información de nuestro dilecto guía, y observando el valle con todas sus particularidades que se observan en los pueblos de nuestra ruta. Danzas, cuyes, e incluso un lugar artesanal de cerveza nos detiene. Probamos la calidad de las mismas en sus diferentes formas y aprovechamos para mirar el río Urubamba con sus aguas límpidas. 

Cerveza Urubamba

E el exterior de la cervecería artesanal, recibimos una pequeña explicación sobre las capsulas transparentes ubicadas a 400 metros sobre el Valle Sagrado de los Incas; en un cerro totalmente vertical. 

Se llaman capsulas transparentes, o habitaciones del Skylodge Adventure Suites de Natura Vive las mismas que son una oferta diferente de alojamiento para el turista. Se encuentran al filo de un cerro muy empinado, sin duda, es de aquellas diferencias que un turista exigente y ávido de nuevas emociones pueda demandar; una de ellas, es la sensación de dormir lejos de tierra firme; en tanto, para quienes no podemos darnos esos privilegios, solo nos queda mirar. 

Según los detalles técnicos, estas cápsulas, cuentan con cuatro camas y un baño privado. Las paredes de la cápsula, excepto la del baño, son transparentes para tener una vista espectacular del valle y de las estrellas por la noche. La luz es ecológica con paneles foto voltaicos que almacena energía. El servicio incluye alojamiento, guías, equipo de seguridad, cena y desayuno. Es decir, si algún peruano o extranjero quiere nuevas emociones, esta es la gran oportunidad para alojarse en la ladera de un cerro y mirando todo el Valle Sagrado. 

 Camara Transparente

Subir no sería difícil, para eso se usa una vía ferrata la cual es un tipo de ruta para escalar una montaña que con un sistema de seguridad permanentemente instalado, brinda a personas sin ningún tipo de experiencia en escalada y usando un mínimo de equipo. Para descender el zip line es una forma divertida y segura para hacerlo. Es un combo de las dos actividades, subirán la via ferrata y con un tramo más, para un total 400 mt de altura, llegarán a la segunda línea del zip-line, para descender por este. Bajarás por cables que miden entre 150 a 700 metros el más largo.

Capsula cuzco

Las cápsulas de cristal de las Skylodge Adventure Suites, en el Valle Sagrado de los Incas (Perú)- Fotografía Nature Vive

El complejo arqueológico de Ollantaytambo

Hemos llegado a Ollantaytambo, destino obligatorio antes de ir hacia Machu Picchu; su pueblo se confunde con el complejo arqueológico y es otra sorpresa más en este viaje cultural que nos permite mirar el pasado y recrearnos con el prodigio de nuestros ancestros, y constatarlo con lo que somos ahora. 

Ollantaytambo

Ollantaytambo deriva del vocablo “ulla-nta-wi”, que significa “lugar para ver hacia abajo”; y sin duda, acceder por este complejo nos va develando las construcciones incas. La descripción nos permite conocer que el complejo arqueológico de Ollantaytambo fue centro militar, religioso y agrícola de los Incas; que su arquitectura es excepcional y que el detalle de sus estructuras en la misma zona de Ollantaytambo y frente a él, tiene explicaciones a buscar. 

Puerta Ollanta

Aguas Calientes o camino hacia Machu Picchu

Posteriormente, nos alistamos para tomar el tren local. Quizá uno de los problemas a resolver en este periplo es el transporte y la demanda alta de sus vagones. No encontramos boletos para viajar hacia Aguas Calientes, pero la sapiencia de nuestro Guía nos permitió agregar algo de aventura a nuestro periplo y no tuvimos ningún problema, al contrario, pudimos mirar más de cerca realidades sociales y geográficas que se encuentran ajenas a nuestro conocimiento. 

Aguas Calientes

Pernoctamos en Aguas Calientes o Machu Picchu, el clima es cálido y diferente a lo que se percibe en la ciudad imperial. Estuve en esta zona hace más de 20 años y sus cambios son sustantivos. Es una ciudad ampliamente dinámica, su geografía ha sido ordenada como un lugar turístico y en ella se ubica el tren. Hoteles, restaurantes, bares, tiendas comerciales forman parte del entorno, que se complementa con los baños termales de Aguas Calientes. Es el punto de partida hacia Machu Picchu. 

El majestuoso Machu Picchu

Entramos hacia el majestuoso Machu Picchu, Maravilla del Mundo, el clima no nos es favorable y la nubosidad cubre la zona arquitectónica. Los turistas van y vienen con sus guías y con sus videocámaras, cámaras o simplemente teléfonos con cámaras; quizá la explicación es poca en relación a la grandiosidad arqueológica. Es uno de los sitios más enigmáticos del planeta y aún existen aspectos desconocidos para el ciudadano común y corriente. 

Ingreso Machu

David Yábar Rodríguez, nuestro guía, quien con mucha diligencia nos ha acompañado en estos días de conocer el Perú profundo, ingresa con la sapiencia propia del que conoce cada intersticio de este complejo arqueológico. Iniciamos un camino alterno y avanzamos hacia el Puente Inca. Subimos respirando profundo para aspirar las bondades del clima y para exhalar los aspectos negativos; además de ello, para distraer la poca costumbre de ascender. 

Son pocos quienes siguen esta ruta y existen razones para ello. En un camino que no excede el 1.20 metro de amplitud y en otras partes incluso menor; mirando hacia abajo se observa de manera vertical el valle. Se llega hasta una puerta que cierra la ruta al Puente Inca, cuyo camino se alterna entre el puente sobre el camino que le da continuidad y el empedrado totalmente vertical del cerro. Desde arriba, se observa la hidroeléctrica de Aguas Calientes. ¿Este camino fue de humanos?. 

Puente Inca

El Puente Inca, es una impresionante muestra de la arquitectura inca, conocerlo nos lleva a plantearnos preguntas sobre enigmas aún no resueltos. Es probable que poco a poco, se va sumando a los recursos culturales puestos en valor, la parte complementaria de este camino que junto a la montaña empinada se observa el abismo. 

Ana Lucia

Luego retornamos y seguimos por Machu Picchu, “La ciudad perdida de los incas” la cual fue dada a conocer por Hiram Bingham quien fue un explorador y político estadounidense. Un letrero al ingreso le reconoce ese mérito, gracias a él, miles de peruanos y de extranjeros se solazan con las características de su arquitectura, por el uso de la piedra, por las construcciones en altura y en la selva alta, que le dan una connotación de enigma constante, quedando siempre latente, que algo existe aún en las alturas y en los empinados cerros del Cusco. 

Majestuoso Machu Picchu

Siempre quedan latente los deseos de regresar

Es Macchu Picchu, prodigio de los Incas para la humanidad. Es el 02 de julio del 2017 y debemos regresar, es probable que la energía del Cusco milenario se haya impregnado para valorar más las riquezas culturales de nuestra patria.

Machu Picchu