Maestros en huelga, conflicto como en los peores momentos de la historia peruana

Editorial
Typography

ERP. La educación es base para todo cambio cualitativo de una sociedad y de una nación en general. El desarrollo se explica en parte fundamental, en las capacidades y las competencias adquiridas en la educación básica regular y fortalecidas en la educación posterior, que podría ser técnica o de nivel universitario según las opciones públicas y privadas que existen en el país.

De acuerdo al Artículo 13° de la Constitución Política del Perú de 1993, “La educación tiene como finalidad el desarrollo integral de la persona humana. El Estado reconoce y garantiza la libertad de enseñanza. Los padres de familia tienen el deber de educar a sus hijos y el derecho de escoger los centros de educación y de participar en el proceso educativo”; precepto constitucional que reconoce la importancia de la educación.

Asimismo, en el Artículo 15° de la Carta Magna, encontramos el rol constitucional que corresponde a los docentes “El profesorado en la enseñanza oficial es carrera pública. La ley establece los requisitos para desempeñarse como director o profesor de un centro educativo, así como sus derechos y obligaciones. El Estado y la sociedad procuran su evaluación, capacitación, profesionalización y promoción permanentes”.

Para complementar su importancia en el Estado peruano “La educación inicial, primaria y secundaria son obligatorias. En las instituciones del Estado, la educación es gratuita. En las universidades públicas el Estado garantiza el derecho a educarse gratuitamente a los alumnos que mantengan un rendimiento satisfactorio y no cuenten con los recursos económicos necesarios para cubrir los costos de educación”.

Muchos estudios de las últimas décadas han diagnosticado la baja calidad de la educación peruana y también de los esfuerzos realizados para regresar a niveles aceptables. Se sigue trabajando en ello y los logros son mínimos en relación a lo que se requiere.

Una de las pruebas que más se conocen son las PISA, las cuales “son aplicadas cada tres años. Examinan el rendimiento de alumnos de 15 años en áreas temáticas clave y estudian igualmente una gama amplia de resultados educativos, entre los que se encuentran: la motivación de los alumnos por aprender, la concepción que éstos tienen sobre sí mismos y sus estrategias de aprendizaje”.

Evidentemente, realizar una comparativa de lo avanzado en Perú, en relación a otras realidades, permite identificar los desniveles que deben ser cubiertos mediante un proceso adecuado de enseñanza, en tal sentido bastaría recordar que “La educación promueve el conocimiento, el aprendizaje y la práctica de las humanidades, la ciencia, la técnica, las artes, la educación física y el deporte. Prepara para la vida y el trabajo y fomenta la solidaridad”.

Cusco Docentes Huelga

Maestros del Cusco iniciaron huelga general por mejoras económicas

Todo este mandato, se pierde por un tratamiento inadecuado de los derechos de los docentes y que tienen impacto directo en los estudiantes. Observamos que a nivel nacional, los docentes de instituciones educativas públicas se encuentran en huelga, como hace algunas décadas. Una primera lectura nos dice con descarnada realidad, que los perjudicados son los estudiantes, cuyos padres no tienen la solvencia económica para llevarlos a una institución educativa privada.

Como sucede siempre, frente a este tipo de problemas las exigencias son múltiples y la decisión de negociar pocas. El Gobierno peruano se ha visto nuevamente sorprendido por una medida de fuerza, que poco a poco se fue extendiendo por todo el país y no hubo decisión alguna para dialogar con los huelguistas-docentes. Al contrario, en lugar de enfrentar con los reclamantes de sus condiciones económicas y sociales, se prefiere conminarlos por la fuerza a deponer su medida de fuerza. Es fácil deducir, que la amenaza de descuentos podría impactar en algunos, pero no en todos y el conflicto seguirá latente.

Es el caso del acuerdo obtenido entre la Ministra de Educación y varios gobernadores, quienes con mucha simpleza creen que la solución es descontar los sueldos de los huelguistas; remuneraciones dejadas de percibir que después serán repuestas mediante otra negociación donde se impondrá la fuerza del gremio que los sustenta y que promovió el desarrollo de la acción de coacción. Ese es el dato histórico y no dudamos que será igual.

Veamos los acuerdos entre Ministra y Gobernadores Regionales, decisión que es rechazada por decenas de maestros:

  1. El Gobierno del Perú se compromete en adelantar el aumento de salario básico de todos los docentes a S/ 2000 para diciembre del 2017. Este aumento estaba programado para el año 2018.
  2. El lunes 7 de agosto se reinician las clases en todas las escuelas del país. Los Gobiernos Regionales a través de las Direcciones Regionales de Educación (DRE) y las Unidades de Gestión Educativa Locales (UGEL) realizarán los descuentos correspondientes a los docentes que no asistan a clases bajo responsabilidad civil y penal de acuerdo a la normativa correspondiente.
  3. Las Direcciones Regionales de Educación liderarán el trabajo con los docentes y padres de familia para acordar un plan de recuperación de clases.
  4. El Ministerio de Educación (MInedu) se compromete a que ningún docente rendirá la Evaluación de Desempeño Docente sin haber pasado por un proceso de capacitación a través de talleres de profundización que abordarán los criterios de la evaluación.
  5. El Gobierno del Perú se compromete a destinar 200 millones a los presupuestos de los Gobiernos Regionales (GORE) en el 2018, para el pago de sentencias judiciales en calidad de cosa juzgada, de los cuales el 70% estará dirigido al sector educación.
  6. El Gobierno del Perú y los GORE se reafirman como indispensable, el respeto al Estado de derecho.
  7. Finalmente, el Gobierno del Perú y los GORE destacan la relevancia de continuar la revalorización del docente como elemento clave de la reforma educativa. Esta política incluye no solo mejoras salariales sino también formación inicial y en servicio, meritocracia y un trabajo para hacer más atractiva y escoger la vocación docente. 

Los acuerdos entre el Ministerio de Educación y los Gobernadores, tiene decisiones que pudieron antelarse con una debida comprensión del sector educación. Al contrario, los maestros, docentes o profesores han tenido que llegar a paralización de labores, bloqueo de carreteras, vías públicas y otras medidas de fuerza, para lograr parte de sus reivindicaciones. 

La huelga actual perjudica de manera directa a los estudiantes que se forman en un colegio público; situación diferente enfrentan los estudiantes cuyos padres tienen mejores condiciones económicas; en este caso. En el caso de colegios privados los docentes no usan este derecho y la decisión serpia muy práctica en casos similares, si alguien se muestra disconforme y decidió protestar, las medidas serían más radicales y terminarían con su relación laboral.

Una huelga magisterial, simplemente incrementa las diferencias. Se atrasan los estudiantes que creen en el sistema educativo que se encuentra a cargo del Estado, en tanto los estudiantes de colegios privados cumplen el desarrollo de la currícula establecida. En estas condiciones; es obvio deducir que los problemas educativos que afectan a la mayor parte de los peruanos, como escaso conocimiento y por lo tanto baja comprensión lectora y matemática, seguirán

La situación económica y social de los docentes públicos, es un llamado de atención para que el Estado decida el quehacer ahora y en el futuro, mediante políticas que no respondan a las presiones, sino que sean previsibles. No puede ser posible que un docente, con 5 años de estudios universitarios o pedagógicos para formarse tengan un sueldo bajo; como tampoco se puede entender que producto de sus reclamos se perjudiquen los que menos tienen.

Encontrar un equilibrio en esta dicotomía es el reto que corresponde al sector educación y al gobierno en general. La educación, es y seguirá siendo una de las construcciones más positivas para el desarrollo integral de la persona y desarrollo nacional. Hasta el momento, todo sigue como en el comienzo; los directores regionales de educación se han comprometido y se espera que tengan algo de autoridad por el bien de la educación del país en general.