Día del Periodista: Entre lo digital y la modernidad que obliga

Editorial
Typography

ERP. Estamos celebrando el Día del Periodista instituido para resaltar la labor encomiable de una profesión o de un oficio, cuya responsabilidad se inicia desde el acontecimiento a difundir, búsqueda de fuentes directas y complementarias que le den mayor consistencia y veracidad al hecho noticioso y después, dar a conocer mediante el uso de las tecnologías que correspondan y de acuerdo al formato periodístico usado.

Al iniciar este proyecto, lo hicimos con el franco compromiso de lograr la máxima institucionalidad. Dijimos que seríamos diario y lo somos siempre; que nos anima la verdad periodística y la cumplimos con mucho rigor; que seríamos democráticos y nuestra ventana de información es amplia y prolija.

La comunicación es una de las más beneficiadas por los cambios tecnológicos. El periodismo escrito de máquina de escribir e imprentas de baja performance han sido reemplazadas por la diagramación en computadora e incluso envío directo a impresión, lo que implicó en su momento innovación y nuevas competencias para los periodistas.

Por su parte, los formatos web se han ampliado y miles de medios tradicionales, alternan sus formatos con presencia en Internet, otros dejaron sus publicaciones escritas y solo tienen presencia en el metamedio y los hay, como el nuestro que nacieron como digitales y siguen siéndolo después de 15 años continuos.

Lo mismo sucede con la radio y con la televisión; es impensable que un programa de cable o señal abierta no tenga su corolario hacia el Internet. Es el valor agregado y riqueza comunicativa que no se tenía antes y que ahora permite informarse no solo en el momento que se produce el hecho noticioso, sino igualmente por diferido cuando no se tuvo la opción de hacerlo.

El Internet, disponible y en crecimiento para todos, permite el texto, la imagen, el audio y un elemento esencial que es la interactividad. Es el atributo que tiene cada lector de opinar, comentar, ampliar, precisar sobre la información o sobre el contenido del medio. Es un proceso en construcción y en consolidación, cuyos únicos límites son aquellos que el propio usuario o lector se determinen.

El Diario El Regional de Piura, es un diario virtual y desde su creación se ha innovado para aprovechar las máximas potencialidades de la tecnología, acorde con las posibilidades de desarrollo de su gestor, director o simplemente promotor. Hemos crecido significativamente y podemos decirlo con un nivel de satisfacción que nuestros lectores del Perú y el mundo, son los más beneficiados con nuestra modernidad y actualidad.

Evidentemente que falta mucho para lograr el ideal; sin embargo, hemos superado la expectativa inicial y nos hemos consolidado como un portal altamente recomendable y constante. Nuestro reconocimiento a todos quienes confían en la calidad profesional de nuestro medio y que nos dan sugerencias, recomendaciones y comentarios para mejorar.

Igualmente, el agradecimiento a nuestros colaboradores y periodistas, quienes ponen su calidad profesional al servicio de los lectores del Diario. Al personal administrativo y técnico cuyo apoyo es invalorable y que buscan entre imposibilidades, soluciones frente a problemas que se presentan por el alto tráfico que nos distinguen nuestros lectores.

A nuestros columnistas quienes tienen un sitial en nuestra Web y van construyendo con la consistencia de un artesano, artículos de su especialidad y que son una opción más amplia para los visitantes del Regional de Piura.

El Regional es un proyecto privado y se sustenta en el colaboracionismo. Igualmente, nos defendemos de procesos penales que algunos desquiciados nos plantean con el prurito de la noticia falsa, pese a todas las evidencias que demuestran la veracidad de los hechos. Sabemos que siempre los mafiosos dirán que son inocentes, pese a los viajes pagados por el erario público, prebendas en el uso de bienes y en la evidencia de contratos mañosos que asignan para favorecer a símiles, varios de ellos ahora en cárcel.

Tampoco nos erigimos como los defensores de nadie; tampoco abogamos por la moralidad de los aviesos. Cada quien es como quiere serlo, aunque haya salido de la pobreza de un rancho de distrito y ahora luzca orgulloso sus nuevos bienes, aunque no los pueda justificar. Solo nos anima en el trabajo periodístico, describir la información y opinar cuando haya necesidad de ello.

Sirva este día, para decir a los periodistas que hacen este medio ¡Feliz Día!, es el mejor homenaje que se les puede brindar.