César Acuña Peralta, lo mediático y su precariedad como candidato presidencial

Editorial
Typography

ERP. César Acuña Peralta, es el candidato de moda y todos hablan de él. Que no sabe leer y menos escribir; que ha gastado más que todos los candidatos en la presente campaña, que votar por él es dispararse a la cabeza o que haría del Perú una “chacra” o que usa la Universidad de su propiedad para hacer campaña electoral; son entre otros, los principales cuestionamientos que se le hace.

En CADE, encuentro anual de empresarios, el candidato Acuña Peralta tartamudeaba al leer su escrito, y no podía improvisar. Luego expresó que una alumna de su universidad ahora trabaja en la NASA y después la propia mencionada, manifestó que es lo que es, gracias al esfuerzo individual y no al resultado de su formación académica en la Universidad César Vallejo.

Sin embargo, lo que son desmerecimientos del candidato, para Acuña Peralta se ha convertido en el motivo para que hablen de él los politólogos, los analistas, y los competidores, mediante medios de comunicación tradicionales y sobre todo en las redes sociales, donde su nombre se repite sosteniblemente.

Lo cierto, que César Acuña Peralta con todo lo que es y lo que no es, se parece mucho al peruano medio y bajo y su condición de éxito, aunque intelectualmente muestre muchas incapacidades, puede constituir un motivo de imagen y semejanza para quienes no tienen nada y desean obtener grandes ganancias o éxitos sociales como sucede con el dueño de la Universidad César Vallejo.

Aún es demasiado prematuro para saber qué es lo que pasará en las próximas elecciones y si existirá un outsider que desplace a los candidatos principales y que se posicione como potencial ganador. Sin embargo, lo que queda claro es que los millones de soles de Acuña están dando resultados y muchos hablan de él y eso es lo importante en una contienda electoral y sobre todo de una estrategia.

En tanto, personajes mejor preparados para gobernar como Alfredo Barnechea o Julio Guzmán, se encuentran en un segundo plano y las discusiones de siempre buscarán explicaciones que no encuentran respecto a tal o cual candidato. Lo cierto, que los peruanos adoptan decisiones electorales que sorprenden y que tienen un impacto en la gobernabilidad del país.

Poner en el foco a un personaje, es un indicio primero que su condición viene cambiando al común de los normales y por el momento, el foco del interés y de las críticas, lo tiene el dueño de la Universidad César Vallejo y candidato presidencial de Alianza para el Progreso.

¿Es lo que necesitamos como gobernante para el siguiente lustro?. Muchos creen que podría ser la sorpresa y sin duda él se lo cree. Tiene el asesoramiento de Luis Fabre y muchos de sus actos son menos impensados que antes; además de ello tiene “plata como cancha” para gastar en la contienda y según él dice los recursos económicos son de sus empresas.

Sin embargo, la población peruana no es tan fácil de entender. Así como ahora muestra algún interés en el candidato, con la misma facilidad puede cambiar de opción. Acuña Peralta, cuánto más lo conozcan es más vulnerable y sin duda, que será el motivo para que caiga del pedestal en el cual muchos lo están ubicando.