28
Lun, May

La agenda de Francisco para el Perú y el mundo

Nelson Peñaherrera
Typography

ERP/Nelson Peñaherrera Castillo. Sí, lo que se ve no se juzga. La recepción que el Papa ha tenido en el Perú ha sido multitudinaria tanto en Lima, como en Puerto Maldonado,como en Trujillo. Mensajes directos y sencillos de entender; una pedagogía en que los símbolos no se disimulan o se oscurecen sino que se ponen en común: se comunican. Y, claro, mensajes fuertes, dichos empáticamente, pero fuertes al fin y al cabo, cuestionadores, inquisidores.

Si queremos entender por qué esas muchedumbres que el Perú se está dando el lujo de contar por millones, yo creo que se debe a la ausencia de liderazgos nacionales reales para todo el mundo, en especial para la juventud. Lo que les estamos enseñando a la nueva generación es cómo sacarnos los ojos y propiciar la mayor aniquilación posible; pero, como lo dije cuando Perú se clasificó a Rusia, a nuestra sociedad le da alergia esos seudolíderes, caudillos mas bien, que los desunen, y a cambio está buscando gente que los integre no solo con un lindo discurso sino con un ejemplo contundente.

En ese aspecto, nuestros políticos y nuestras políticas deberían pedirnos disculpas de rodillas a todo el electorado por ser la antípoda de lo que Francisco ha planteado. Todos y todas sin excepción, especialmente quienes se ensalzan por encima de la estratosfera.

Y, atendiendo a esa pedagogía de la consición, aprovechemos para repasar todos esos mensajes que se configuran en una agenda de convivencia no solo para nuestro país sino para todo el planeta (aunque para CNN, el Papa estuvo visitando la galaxia Andrómeda porque ni por asomo transmitió sus actividades en Perú como sí lo hizo en Cuba, Colombia, Brasil, México, o Estados Unidos).

1. MEDIO AMBIENTE E INCLUSIÓN SOCIAL

Si Perú quería disimular sus conflictos socioambientales en el contexto mundial, fracasó. La voz de los pueblos originarios en Puerto Maldonado returmbó cual trompeta. Seguimos considerándoles una ciudadanía de segunda clase (alan dixit) con conceptos arcaicos que chocan contra nuestro afán de progreso; pero, ¿cuál progreso?

Un término que se ha repetido hasta el cansancio el viernes fue el 'buen vivir', que podríamos definirlo como el vivir con eficacia y eficiencia, no acumulando pero tampoco descartando. Se trata de la vida simple donde nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro entorno tengan lo necesario y crezcan en armonía. Y ese conocimiento ha sido desarrollado en profundidad por los pueblos originarios. Por eso Francisco insistía a la juventud selvática, y la mundial, que "no se olviden del legado de sus abuelos".

Entonces, la idea es aprovechar lo que la Tierra provee pero guardando la armonía en todos los aspectos, algo que lo estamos mirando de lado o le estamos dando la espalda.

El "le pedimos que nos proteja" que una habitante de uno de esos pueblos originarios le dijo al Papa para mí es fuerte. Somos tan incapaces o indiferentes como gobierno y ciudadanía peruanos de salvaguardar a los nuestros, porque son nuestros, que esos nuestros necesitan ponernos en vergüenza pidiendo auxilio a un líder mundial.

2. VIOLENCIA DE GÉNERO: FEMINICIDIO

Francisco no se ha ido con medias tintas sobre este particular: tenemos que acabar con la violencia hacia las mujeres, niños, niñas y colectivos vulnerables. Ojo, dijo acabar, no reducir; dijo acabar, finalizar, finiquitar, terminar, darle acta de defunción.

El haber declarado al feminicidio como una plaga (en Trujillo) es un mensaje poderoso a nivel internacional, tan poderoso que motivó un titular de bandera en la edición en inglés de la BBC de Inglaterra. 

Y es realmente una plaga, una plaga que está diezmando la vida de las mujeres: nuestras madres, parejas, hermanas, primas, amigas, vecinas, personas que admiramos; las está apagando y nosotros ni prevenimos ni condenamos. De hecho, de todas las citas que he compartido en mi Twitter sobre discursos del Papa en Perú es la que CERO interacciones ha tenido. 

Éso significa que la seguimos mirando de reojo, o no la queremos mirar.

Francisco ha dicho que debemos darle fin a la ideología machista que no es propiedad exclusiva de varones sino también de mujeres, que en conjunto insisten en naturalizar la violencia de género. Y el Pontífice ha pedido que dejemos de hacer éso.

Me pregunto: ¿es buen cristiano quien sigue pensando que la violencia de género es un término ideológico? ¿O será un cristiano que ya está agrediendo, es agresor en potencia, o encubre agresiones? Amén.

3. ESCLAVITUD HUMANA

Me fascinó la idea de cambiar términos y dejar de lado un eufemismo que tenemos para el trasiego y ecxplotación de seres humanos contra su voluntad: la trata de personas. El Papa ha sugerido que lo llamemos por su nombre y apellido real: esclavitud humana. 

Sí, al igual que en el siglo XV y XVI estamos tratando el tema con indiferencia o hasta lo estamos promoviendo.

Digo, ¿cuántos cristianos se van a los bares y establecimientos a las afueras de la ciudad, o no tan afuera, donde hay personas que han dejado sus tierras, hasta sus países, y ahora deben pagar deudas inexistentes prostituyéndose con nosotros? ¿O qué hay de la minería ilegal y todos los males que ha traído donde se ha instalado, Piura incluído?

Aquí deberíamos agregar también al sicariato que se ha convertido en otra forma de explotar personas haciéndoles creer que tienen el control de nuestras vidas a cambio de un sencillo y de manejar un arma. O, ¿por qué de pronto tenemos sicarios adolescentes?

Claro que hay que caminar en el lodo y hasta en lo más repugnante que podamos imaginar, pero Francisco nos ha recordado que, al margen de nuestras creencias, los apostolados no se hicieron para agrupar a los que se crean salvos e inmaculados, sino para trabajar con quienes aún no hallan el camino, la verdad y la vida. ¿Así o lo trabajamos con manzanitas?

Papa Francisco Nunciatura

4. CORRUPCIÓN

Aunque lo dijo frente al presidente Kuczynski y líderes políticos peruanos en Palacio de Gobierno, el mensaje no solo fue para sus colegas en todo el orbe sino para la ciudadanía global. La corrupción genera desigualdad y conflicto, y al igual que con lo anterior, hay que combatirlo y acabarlo.

No es ningún mérito que el Papa haya reflexionado en voz alta cómo es que nuestros ex presidentes, tras su periodo, sean candidatos seguros... a la cárcel.

Y no solo se lo dijo a los políticos y la ciudadanía, también se lo advirtió al clero. Llegar a decir que "la Iglesia peruana está tentada por la desunión", en el contexto de la corrupción, es una frase bien fuerte. Toca a todos los prelados, incluyendo a los de esta tierra del eterno calor. No se hagan. Los toca, y ustedes saben por qué.

"Si caemos en el lenguaje de la corrupción, estamos fritos", dijo el Pontífice, según citan los medios.

5. SOLIDARIDAD

Pero no todo son antivalores. Paradójicamente, el Papa ha querido apelar al sentido de resiliencia de los damnificados de El Niño Costero, y parece que tuvo el efecto deseado puesto que la gente salió extasiada de alegría. ¿Qué pasó? ¿Cómo fue posible que en medio del dolor y la desolación nuestra gente que ha sufrido tanto tras las lluvias torrenciales vieran potentes rayos de sol?

El Papa destacó que, a pesar de la inclemencia de las precipitaciones, o los efectos que tuvo -los huaycos hacia el sur, las inundaciones en Piura-, se haya despertado tal sentido de la solidaridad en el resto de personas que, como sabemos, resultó resolviendo el problema con mayor prontitud que la ayuda oficial. éso no es malo. éso revela que nuestro corazón es amplio, es generoso, es solidario, es capaz de ponerse en los zapatos del otro, es capaz de desvivirse por borrar una lágrima y dibujar una sonrisa de oreja a oreja. ¡ése es el peruano y la peruana de verdad, y lo sabemos!

Somos un pueblo que se emociona con las victorias, pero somos un pueblo que antes de emocionarse por las victorias, las juega a triunfar, y las juega muy bien. Y no solo hablo de Paolo sino de todos y todas.

Y cuando el Perú se une, ¿quién puede contra él? Nadie. Y éso nos lo recordó el Papa; es decir, no nos contó una historia nueva sino que nos puso frente a un espejo. ¿Nos hemos reconocido reflejados en él?

Por éso Francisco ha repetido hasta la saciedad eso de "no se dejen robar la esperanza", no porque sea lo último que tenemos sino porque es lo primero que mostramos.

"No se desanimen porque la vida vale la pena vivirla con la frente alta", manifestó a los jóvenes.

Ah, y por cierto, el Perú se pulió con la música durante las celebraciones y reuniones del Papa. realmente una banda sonora de colección, pulcra, hermosísima.

Ahora bien, ahí está nuestra agenda. ¿Con qué vas a comprometerte tú?

(Opina al autor. síguelo en Twitter como @NelsonSullana)