Su Santidad: para todos los gustos y colores

Nelson Peñaherrera
Typography

ERP/Nelson Peñaherrera Castillo. Hoy llega el Papa Francisco al Perú. Sí, sé que no es novedad; solo estaba buscando una oración que me permitiera redundar en el contexto que hasta el más desinformado sabe. A mí particularmente me interesan y fascinan las cosas que tenga que decir, como lo ha estado haciendo en Chile desde el lunes, cuando llegó; pero además estoy a la expectativa de sus rupturas de protocolo o actividades fuera de agenda, que son las más significativas a mi juicio.

Por lo pronto, ha recordado dos cosas durante su encuentro con las mujeres detenidas en una cárcel de Santiago. Primero, que todo somos imperfectos, por lo tanto solemos cometer errores más a menudo que podamos reconocerlo; por lo tanto, ponernos en ese plan de juzgar al resto creyéndonos la última reserva moral (en realidad, la última coca-cola del desierto de Atacama) es poco menos que absurdo. Segundo, esos colectivos a quienes solemos despreciar porque les consideramos irrecuperables, distintos, peligrosos, tienen vida y dignidad, por lo tanto tienen todas sus potencias activas (ojo a lo que puse) para ser agentes de cambio en la vida de nuestra comunidad.

El Papa también hizo hincapié en esta palabra, comunidad. Aprender a construírla y mantenerla en base a relaciones de fraternidad, solidaridad, empatía.
También habló de perdón, aunque por ahí parece haber patinado en las acciones porque uno de los prelados acusados de encubrir los abusos sexuales de curas y religiosos concelebró una misa campal en un parque de Santiago; pero, volvamos a uno de los dos mensajes clave: si estás libre de pecado, lánzale la primera pirca... y asegúrate de no fallar.

papa francisco3

¿Qué dirá en Perú? La verdad prefiero dejarme sorprender. Sospecho que no dejará huesos sanos a nadie, comenzando por el clero. No tengo ningún dato ni trascendido, por si acaso. Digamos que me estoy llevando estadísticamente, basado en sus anteriores intervenciones en otras visitas realizadas al continente. Quien tenga orejas, que le haga la competencia a Mickey Mouse... o que se las lave bien para que salga el tacazo de cera y pueda oír.

Ya el 'shut-down' al sodalicio de Vida Cristiana puede darnos una pista de por dónde irá Su Santidad; entonces, que preparen posaderas quienes siguen pisando huevos o se creen inmunes. Impunes mas bien.

Lo que sí tengo claro es que Francisco tendrá que lidiar con una feligresía del mismo modo que lo hizo Jesucristo, salvando todas las distancias. Para comenzar, la mayoría lo está viendo como posible mediador para nuestras polarizaciones político-sociales más domésticas, y de todo tipo; otra gente lo está viendo como intercesor para obtener gracias que van desde indultos penales hasta verdaderos milagros médicos.

Ah, y claro, están los que se han armado bien con las entradas y las están revendiendo, además de todo el movimiento económico que ha revolucionado al Perú entero y alrededores, especialmente en los sectores turismo, hotelería y transporte.

Al margen de ser o no caótic..., perdón católico, al margen de concederle autoridad moral, lo que sí vamos a estar de acuerdo la gran mayoría es que este Papa tiene algo para todo el mundo. Casi, casi, como cuando Perú se clasificó a Rusia 2018. Más o menos. Por ahí.

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @Nelsonsullana)